Estrategia Fracasada: falta de liderazgo
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Tómelo con calma

Estrategia Fracasada: falta de liderazgo

 

  •     Inseguridad ante el COVID 19
  •     Sorprende en el Mundo la actitud de López Obrador

 

Esta semana la sociedad ha comenzado a dar muestras de su actuar, ante la falta de liderazgo de las autoridades federales, ante el COVID 19.

 

Al regreso del puente vacacional del 13 al 16 de marzo, las escuelas particulares en todos los niveles, decidieron poner el ejemplo e instrumentar acciones de educación a distancia, para enfrentar la emergencia marcada por la Organización Mundial de la Salud, ante el COVID19; luego fueron los bancos, con acciones para que la operación en un mayor porcentaje, sea a través de transacciones electrónicas, y distintas ramas productivas y económicas, fueron programando a sus empleados, para realizar trabajo a distancia.

 

Mientras la Secretaría de Salud realizaba escuetos esfuerzos, por marcar un orden al presentar una estrategia de comunicación, basada en la Sana Distancia mediante su personaje “Susana Distancia”, el Presidente Andrés Manuel López Obrador, dejó en claro que no hay sana distancia y que aquí él ordena.

 

Por otra parte, las autoridades estatales y municipales, se vieron en la necesidad de instrumentar acciones y protocolos de conducta, rompiendo la convivencia social y orientando a la población a una cuarentena, que en principio se estableció en 30 días. Responsablemente, las autoridades han difundido medidas preventivas, y acciones de apoyo social y económico, buscando que la población pueda sortear situaciones adversas, que en los próximos meses se irán presentando.

 

Mientras se dispuso el cierre de atracciones, museos, cines, y áreas de convivencia social, las autoridades federales se han mostrado a destiempo, en las acciones que en todo el mundo han sido instrumentadas.

 

Por otra parte, nos enfrentamos a un Sistema de Salud fracturado desde hace más de un año, con escases de materiales y equipo. Las previsiones ante la pandemia del Coronavirus fueron mínimas, y en la última semana, una vez más sin apegarse a procesos de licitación, y adjudicando en forma directa, como se ha caracterizado la operación en la auto llamada “Cuarta Transformación”, se ha salido al mercado internacional a comprar kits de pruebas, respiradores, equipos de terapia intensiva, medicamentos, y los insumos necesarios, aunque como todo se ha efectuado a destiempo, ahora los mismos escasean y los costos son elevados.

 

Así, los mexicanos hoy tenemos claro que las autoridades federales, no van a responder ante la crisis y serán las autoridades estatales y municipales, quienes de la mano de la sociedad civil, logren enfrentar al COVID 19.

 

Tómelo con Preocupación.- Por sino fuera suficiente el enfrentar una crisis social, económica, y de salud, la semana pasada en distintas entidades, la delincuencia organizada ha comenzado a orquestar robos y rapiñas a tiendas de conveniencia, y farmacias. El objetivo concreto son el Gel Antibacterial, los Tapabocas, y otros productos de alta demanda como cloro, detergentes, y desinfectantes.

 

Pero las cosas no han quedado ahí, en la Ciudad de México se ha incrementado notoriamente el asalto y robo a vehículos o ciudadanos, que caminan por las calles. Ante la baja afluencia de población a centro comerciales, bancos, y otras áreas de interés en las que ya a lo largo de los últimos meses dominan el orden grupos delincuenciales, ahora los ataques son en cualquier calle o avenida, buscando obtener cualquier bien por mínimo que sea, ante la ausencia o complicidad de las autoridades, para que actúen libremente.

 

Imágenes que hace algunas semanas se observaban con un dejo de incredulidad, ahora están presentes en nuestra vida cotidiana, y de nueva cuenta, la autoridad no tiene capacidad de respuesta.

 

Tómelo con atención.- En el contexto internacional no deja de sorprender a dirigentes y medios de comunicación, la actitud del Presidente de México. Mientras la Organización Mundial de la Salud, modificó su evaluación de Fase uno a Fase dos para nuestro país, el primer mandatario aún dio una conferencia de prensa mañanera con más de 100 asistentes, y el pasado fin de semana convocaba a la población, a salir a comer a restaurantes, y reunirse en espacios públicos.

 

Es evidente que Andrés Manuel López Obrador, teme a una recesión económica, y al estancamiento local; sin embargo no valora los riesgos que implicarían continuar las actividades, en las condiciones que actualmente privan en el mundo, con relación a la pandemia por COVID 19.

 

Mal y de malas ha resultado el Coronavirus para la administración federal, ante un escenario complejo que se enrarece aún más con situaciones, como la negativa de licencias para la planta cervecera de Constellation Brands, en Baja California, lo que envía una clara señal de incertidumbre y violación al marco legal, para los inversionistas extranjeros.

 

Twitter: @Fernando_MoraG

Facebook: Fernando Antonio Mora

 

*Maestro  en Comunicación Institucional por  la Universidad Panamericana. 

 

*Socio Fundador del Colegio Nacional de Licenciados en Periodismo.

 

* Presidente de la Fundación Fernando Mora Gómez por la Libertad de Expresión.