Morena: futurismo desbocado
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

De Paradojas y Utopías

Morena: futurismo desbocado

 

A Gustavo Meixueiro Nájera y Jesús Martínez Álvarez,
por el duelo que hay en familia.

1.- Soliloquios y auto-justificación
México vive una democracia sui generis: la que presume un solo hombre. La reencarnación mesiánica y mítica de la transformación. Sin embargo, la era de la democracia de Robert Dahl, parece haber mutado a la era de la tiranía. El poder público, en público –como decía N. Bobbio-, es el de los soliloquios, la auto-justificación y las culpas ajenas. En el ínterin, los mexicanos caminamos en la cuerda floja: entre la soberbia y la desesperanza. ¿Y qué derivaciones tiene la soberbia?, se pregunta José Antonio Marina, notable filósofo español. “En primer lugar el desprecio por los demás, la devaluación. La afirmación de sí mismo produce la anulación de los otros”. (Pequeño tratado de los grandes vicios, Anagrama, Barcelona, 2011, p. 83). La comparsa está bien definida: los poderes del Estado doblegados. Un legislativo en donde el partido al que le dio nombre, no más que aplausos. La fuerza de gravedad de que habla Hannah Arendt, que sofocaba a quienes justificaron contra toda razón, el nacionalsocialismo. Es espíritu gregario de las ovejas y de sublimación; ignorancia o estupidez

2.- Partido en el limbo
Morena, no lo decimos nosotros sino su dirigente de facto, Alfonso Ramírez Cuéllar –ya ratificado como dirigente interino por el TEPJF- no le ha cumplido ni a AMLO ni a la sociedad. No comparto el argumento de la crisis existencial. Es algo más. Sus cuadros están anclados en lo más podrido del PRI, PAN, PRD, PT y MC. Han ignorado la agenda política. Los temas que laceran al pueblo, los que permean en la ominosa realidad de un país sangrante. Salud, inseguridad, feminicidios, violencia de género, nulo crecimiento económico, pérdidas multimillonarias al cancelar proyectos, obstinación por otros, etc. Su arma es la descalificación; su pasión, doblar las corvas. En Oaxaca, Morena despliega una lucha sorda. Confiados en que no hay quien les haga sombra política y electoralmente, los enemigos son íntimos. El que se ha desbocado por completo es el senador Salomón Jara. Lo mismo arremete contra los órganos de justicia que ha forjado su plataforma política, con actores que caminan al filo de la ley. ¡Vamos!, hasta contra el reguetón arremetió. El ejemplo emblemático de este partido fracturado y pulverizado está en las dos facciones que se disputan la supremacía en la LXIV Legislatura local.

3.- Futurismo desbocado
Jara Cruz no ve pelos ni tamaños. Va con todo y contra quien se le ponga enfrente. Desde el primero de diciembre de 2018, creó un engendro: el Frente Único de Comunidades Oaxaqueñas (Fuco). Lo tripula, Antonino Morales, edil de San Blas Atempa. Tiene agarrados de los cojones a Juan Carlos Atecas, de Salina Cruz; Emilio Montero, de Juchitán y Vilma Cortés de Tehuantepec, entre otros. Dicen que les financió su campaña. Son la “caja chica” de Jara, además de los puestos clave en el Congreso. La punta de lanza. El primero ha sido señalado y consignado por diversos delitos. El rey del huachicol le llaman. Los demás, inoperantes y faltos de compromiso con sus municipios. Libran descalificaciones de sus gobernados. El senador quiere repetir como candidato. Tiene en plena acción a sus operadores: Flavio Sosa, Jesús Romero, Horacio Sosa y otros. Quita y pone a placer. Soterrado opositor a la ex dirigente nacional, YeidckolPolevnski, ya se le pegó a Ramírez Cuéllar.

4.- Un retrato de familia
En la otra esquina está Benjamín Robles Montoya. También tiene sus patiños que le hacen la bolsa. Dante Montaño Montero, edil de Santa Lucía del Camino, es el principal. Conocido con el apelativo de “The DirtyFace”, en recuerdo de sus tiempos de Michoacán, quiere volver por sus fueros y repetir como candidato. Ha transitado por el PRI, Convergencia, fue candidato por el PRD y ahora es franquicitario del Partido del Trabajo (PT). Logró el escaño senatorial, gracias al apoyo de su “amigo” Gabino Cué, quien lo arregló con René Bejarano, a) El Señor de las Ligas. Después abjuró de aquel. Es decir, le mordió la mano.
No conoce la lealtad. Su ambición ha llegado a tales niveles que, no sólo cuajó la diputación por la vía plurinominal, sino también la de su esposa, Maribel Martínez. Y la ha metido en las encuestas. Ambos se han vestido con los colores de Morena, aunque pertenecen al PT. Igual que Jara, Robles ha arremetido en contra de quien pudiera hacerle sombra. El caso más emblemático es Oswaldo García Jarquín, presidente municipal de la capital oaxaqueña. Adelfo Regino, titular del INPI, tampoco ha escapado a su perversidad.

BREVES DE LA GRILLA LOCAL:
Pues todo apunta a que el gobernador Alejandro Murat, en sentido contrario a los señalamientos de sus detractores y enemigos políticos, salió bien librado de su paso por el INFONAVIT. El titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHyCP), Santiago Nieto Castillo, cabeza de la verdadera Gestapo del gobierno de la 4T, dijo que no hay ninguna investigación en su contra.

Consulte nuestra página:
www.oaxpress.info
www.facebook.com/oaxpress.oficial
Twitter: @nathanoax