Análisis: De las oficinas rentas por el gobierno | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Lecciones Constitucionales

Análisis: De las oficinas rentas por el gobierno

 


Mucho se ha especulado el porqué, en algunas oficinas de secretarías, dependencias, entidades, servicios gubernamentales, no tienen una Razón Social que sea visible, que el ciudadano (a) pueda saber en dónde está ubicado, en qué oficina está, de quien es la responsabilidad de atender este problema que se repite incluso a nivel municipal.
Por poner un ejemplo, la Policía Vial del Municipio de la Ciudad de Oaxaca, atiende en territorios de Santa Cruz Xoxocotlán, sin número visible, sin razón social que ubique a los ciudadanos en dónde están estas oficinas “oficiales”, como este ejemplo hay muchísimos más.
Todas las autoridades están obligadas a observar y aplicar con legalidad, objetividad, profesionalismo, honradez, lealtad, imparcialidad, eficiencia, eficacia, equidad, transparencia, economía, integridad y competencia de mérito, como los principios que rigen al servicio público, además de cumplir con la legalidad de todas sus actividades relativas a la buena administración de los recursos públicos, específicamente en la atención a los ciudadanos y ciudadanas, siendo que las secretarías descritas como las dependencias gubernamentales a cargo del Poder Ejecutivo, en su gran mayoría atienden en oficinas rentadas.
No se sabe por la ciudadanía, más si por la Secretaría de Finanzas, a quien se le renta cada oficina para servicio al público, toda las oficinas gubernamentales, generan un gran egreso al erario estatal y dichas oficinas y dependencias, se encuentran domiciliadas en lugares rentados, no se sabe si en miles o millones de pesos, pese a que ya existe Ciudad Administrativa y Ciudad Judicial.
Las dependencias o entidades, deben ofrecer un servicio público, sin confusiones para quienes asisten diariamente a tramitar servicios, realizar diversos trámites en estas secretarías y los domicilios que se ocupan para tales efectos.
Al parecer, no hay orden en estas oficinas, sin razón social, algunas atienden los asuntos propios de esa Secretaría del Poder Ejecutivo.
La Ley Orgánica del Poder Ejecutivo del Estado de Oaxaca en sus artículos relativos dispone: Las facultades de la Secretaría de Finanzas en el artículo 45 se dispone: A la Secretaría de Finanzas le corresponde el despacho de los siguientes asuntos: I. diseñar y ejecutar las políticas fiscales, presupuestarias, hacendarias y de inversión, que contribuyan a un balance presupuestario sostenible; XLVII. Dictaminar la disponibilidad presupuestal para las estructuras de la administración pública estatal de acuerdo al presupuesto de egresos que le sean presentadas por la secretaría de administración;
XLVIII. Emitir dictamen de disponibilidad presupuestal en los casos en que se pretenda la contratación de adquisiciones, arrendamientos, servicios, obras públicas y servicios relacionados con las mismas, cuya ejecución rebase uno o más ejercicios presupuestales; y previo a la firma de convenios que impliquen afectaciones presupuestales;
Es decir, la Secretaría de Finanzas, dictamina la disponibilidad presupuestal para las estructuras de la administración pública estatal de acuerdo al presupuesto de egresos que le sean presentadas por la secretaría de administración.
También tiene facultad de emitir dictamen de disponibilidad presupuestal en los casos en que se pretenda la contratación de adquisiciones, arrendamientos, servicios, obras públicas y servicios relacionados con las mismas, cuya ejecución rebase uno o más ejercicios presupuestales; y previo a la firma de convenios que impliquen afectaciones presupuestales; por lo que, atendiendo a la transparencia, honradez en el manejo de los recursos presupuestales del Estado de Oaxaca, se debe informar a la ciudadanía, sobre estas irregularidades.
Por tanto, si las secretarías descritas como las dependencias gubernamentales a cargo del Poder Ejecutivo, en su gran mayoría atienden en oficinas rentadas, oficinas que generan un gran egreso al erario estatal y que dichas oficinas y dependencias se encuentran domiciliadas en lugares en donde no existen las razones sociales de las citadas secretarías, dependencias o entidades, es preciso se atienda este problema.
Hay muchos trámites y servicios públicos, existe mucha confusión para quienes asisten diariamente a tramitar servicios, realizar diversos trámites en estas secretarías, por lo que no se respeta el contenido de la Ley orgánica del Poder Ejecutivo del Estado de Oaxaca.
Estamos ante un supuesto que no hay condiciones de atención a miles de ciudadanos, o si las hay, es insuficiente Ciudad Administrativa y Ciudad Judicial para otorgar los servicios que deben otorgarse, lo cierto es la Secretaría de Finanzas es quien finalmente dictamina, emite su opinión fundada y motivada sobre la disponibilidad presupuestal.
Todas las contrataciones de adquisiciones, arrendamientos, servicios, obras públicas y servicios relacionados con las mismas, cuya ejecución rebase uno o más ejercicios presupuestales; y previo a la firma de convenios que impliquen afectaciones presupuestales; se aplica a criterios de que, si no alcanza para pagarse una renta o liquidarla, es la instancia que emite el recurso estatal para que se pueda contratar o arrendar un espacio de particulares o de personas morales, que no tenemos información precisa y oportuna en los servicios de la actual red gubernamental.
Finalmente, en estricto apego a los principios de legalidad, certeza y objetividad, todas las dependencias y entidades ya debiesen estar mejor coordinadas para dar servicios al público en general, hay oficinas de gobierno que cambian de domicilio y solamente lo saben algunas personas no el grueso de la población, hay oficinas rentadas a favor de personas físicas que se desconocen, en fin, la administración siempre tiene un carácter omiso en cuanto a pagos o ingresos se refiere y que solamente la Secretaría de Finanzas lo sabe a cabalidad.