Santa María Huitepec
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Sendero

Santa María Huitepec

 

En el mes de diciembre visité la pequeña comunidad mixe de santa María Huitepec, agencia de policía de Totontepec villa de Morelos, y cuán fue mi sorpresa que los habitantes no han bajado la guardia desde que se asentaron en el lugar, después de que el sismo de 1973 los obligó a reubicarse para que no corrieran el riesgo de sufrir más daños materiales y humanos donde estuvieron anteriormente.
Al recorrer la población observé construcciones hechas en años recientes, algunas nuevas y las que están en proceso, pero lo más admirable es que además de contar ya con un centro de educación prescolar y una escuela primaria, un albergue comunitario, una casa de salud, agua potable y sistema de alumbrado en proceso, este pueblo de alrededor de 280 habitantes tiene metas claras hacia el progreso y finca su desarrollo en el aprovechamiento racional de sus recursos naturales.
Más de 300 personas han emigrado en busca de mejores condiciones de vida y trabajo. Están en los Estados Unidos de Norteamérica, Ciudad de México, valle de Oaxaca y otras partes del país, pero nunca olvidan su origen porque la mayoría coopera con los que se quedaron en el pueblo, tanto para las fiestas tradicionales o cuando hay que aportar cuota para alguna obra pública.
Somos ciertamente el corazón hidrológico de la sierra mixe, afirmó muy optimista Camerino González Bautista, quien hasta diciembre pasado fungió como agente de policía, en tanto barría el patio municipal junto con algunos de sus auxiliares. Hay que hacer la limpieza porque todo debe estar limpio, decía, pues más tarde llegaron las bandas visitantes de san Francisco Jayacaxtepec, san Miguel Metepec y Santiago Zacatepec y, desde luego, la del lugar quienes amenizaron la fiesta en honor de la Virgen de la Asunción.
En plena serranía baja el río que nace de las estribaciones del Zempoaltépetl y atraviesa la población; es el que alimenta a decenas de comunidades indígenas de la parte media y baja de la región, de ahí que haya surgido un proyecto novedoso denominado Agua al pueblo mixe. Por eso los campesinos se acercaron a la Comisión Nacional Forestal para trabajar juntos y aprovechar mejor los bosques, así como cuidar los manantiales que hay en el pueblo; tienen además su orquideario, criaderos de trucha y macrotúneles con los que fortalecen la economía interna y abastecen también a las poblaciones cercanas.
Los hombres y mujeres, grandes y chicos, valoran y cuidan lo que tienen; han hecho conciencia de que si no hay unidad y esfuerzo comunitario poco pueden avanzar. Los acuerdos se toman en asamblea de comuneros después de deliberar cada caso o proyecto para que tenga el respaldo de la población.
En el ámbito cultural, el uso de la lengua mixe y la preservación de las tradiciones son los otros compromisos que tienen los habitantes. Afortunadamente hay mentores que hablan el mismo idioma y están conscientes de los riesgos que significan la inevitable comunicación con el mundo exterior, la emigración, las nuevas tecnologías. El Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas tiene presencia en la comunidad y uno de sus objetivos es la conservación de los valores culturales de los habitantes.
En el 2001 inició la construcción del palacio municipal a base de puro tequio, el cual quedó integrado al techado de la cancha municipal donde se realizan las reuniones del pueblo, los eventos artísticos y deportivos. Los recursos municipales se canalizan a acciones prioritarias, señaló el ex agente de policía, quien comentó que es necesario poner más atención en los proyectos productivos para que las familias de Huitepec tengan de donde vivir y obtener recursos.