Oaxaca exporta talento Fox, Yunes, Videgaray | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Debates y Deslindes

Oaxaca exporta talento Fox, Yunes, Videgaray

 


Oaxaca exporta talento

Dentro de los valores que tenemos en Oaxaca y a los cuales no les damos la debida importancia están en el área de servicios, los restaurantes, que compiten en el ámbito internacional sin problema. Aquí hay empresas que tienen más de un siglo de existencia donde se han formado excelentes trabajadores de la gastronomía: meseros, cocineros, capitanes, que hacen un servicio de primera. Oaxaca tiene un extraordinario capital humano que puede competir en algunos de los mejores espacios gastronómicos del mundo.

En el restaurante Catedral, que cumple 40 años, está don Alberto, ahora convertido en hombre biónico que une su atención extraordinaria y conocimiento de los platillos a una de la mejores comidas del sureste mexicano. En el restaurante El Colibrí se encuentran los capitanes Héctor Meza, Alejandro Cruz y Bernardo García, que manejan con eficiencia y buen gusto el restaurante y están prestos a proporcionar atención y servicio de primera línea. Conocen a sus parroquianos, saben cómo les gustan los alimentos y orientan a los nuevos comensales para dar un servicio de excelencia. Así entre cocineros, capitanes, meseros y propietarios de espacios gastronómicos tenemos una cocina tan excelente como la china o la francesa la cual constituye una masa crítica muy valiosa que debemos aprovechar.

Nos enteramos que Víctor Manuel Aguilar Ortiz, un Chef que trabajó en diversos restaurantes de gran turismo aquí en Oaxaca y tiene gran experiencia internacional, estuvo en las cocinas de los cruceros de la empresa naviera PrincessCruises, en las naves Caribbean& Sea, ha puesto una pica en Flandes en Santiago de Chile, con un restaurante de antojitos y comida mexicana.

Se llama “Los miserables” y vende desde tacos al pastor, tortas, cochinilla pibil y una serie de salsas que hacen la delicia de los chilenos, quienes olvidan sus empanadas de pino, el pastel de choclo o la palla marina para saborear esta nueva mezcla de sabores de una nación que ha estado muy ligada a ellos.

A México vinieron y escribieron poetas como Pablo Neruda, Gabriela Mistral y cientos de chilenos que encontraron la solidaridad, el apoyo del pueblo y gobierno de México. Habría que recordar que cuando el golpe de estado de El Chacal y ladrón Augusto Pinochet contra el presidente Salvador Allende, don Gonzalo Martínez Corbalá, nuestro embajador en ese momento histórico escribió una de las páginas más brillantes de la diplomacia, ahora es un héroe nacional chileno, ha sido reconocido por la actual presidenta Michell Bachelet y condecorado en repetida ocasiones. De manera que la cocina mexicana es como una prima hermana de muchos chilenos, de ahí viene también el éxito de Víctor Manuel Aguilar Ortiz. Quien opina que los tacos al pastor de los “Los miserables” llegaron a Chile para quedarse a pesar de la competencia que puede significar la gastronomía chilena, que cuenta con platillos de gran calado. Víctor Manuel se atrevió a ofrecer a los chilenos tacos al pastor, un platillo muy mexicano pero muy poco conocido en Chile, el cual poco a poco gana adeptos en Santiago.

Para Víctor Manuel Aguilera Ortiz, administrador de Los Miserables, emprender un negocio en Santiago de Chile no es tan complicado como parece, pues se tiene todo para iniciar una aventura de este tipo: tranquilidad, seguridad, estabilidad y transparencia. Pocos trámites burocráticos y un apetito feroz de los santiaguinos. Otros platillos se ofrecen en “Los Miserables” es la cochinita pibil y tortas de milanesa, de jamón y de queso. La acción, el valor y el profesionalismo como cheff de Víctor Manuel Aguilar es un ejemplo para los oaxaqueños para que con nuestros sabores y platillos, con la cultura gastronómica que tenemos se lancen a conquistar nuevos mercados y a internacionalizar la comida oaxaqueña.

Fox: la locura senil

Cuando terminó la administración de Vicente Fox, pensé que la pesadilla había terminado que nada podía ser peor, aun quedando un panista a cargo de la administración federal. Pronto me convencí que había algo peor Vicente Fox, suelto como cabra loca opinando sobre todo. Una de sus manifestaciones sobre el proceso electoral de 2018 nos ha llenado de terror y preocupación. Ha hecho una declaración que me llenó de escalofrío porque implica hasta una amenaza de muerte para uno de los candidatos, concretamente para Andrés Manuel Lopez Obrador. El del Bajío ha dicho qué hay que parar a Andrés Manuel y que él lo va hacer, que tiene sus mañas. No habrá nadie cercano que le dé un Prozac para tranquilizarlo. Por favor paren a Fox, que alguien cerca de él le comenté que no puede comportarse así, que debe de internarse en una clínica de salud.

María Magdalena

Es una vergüenza nacional lo que hace en Veracruz Miguel Ángel Yunes, su odio contra las mujeres y su papel de vengador que ha tomado contra Javier Duarte lo lleva a extremos dantescos y vergonzosos contra la señora Xóchitl Tress. Busca en una miserable ofensiva no solo castigar jurídicamente sino ensuciar su vida íntima. La ofensiva lanzada contra Xóchitl para ensuciar su intimidad debe de llenarnos de vergüenza por no condenar estas acciones contra una mujer.

Todos contra Maduro

Luis Videgary es sin duda uno de los hombres más fuertes del sector público en nuestro país. Tiene una red de amigos e incondicionales ubicados en puestos claves en el gobierno federal, secretarios, subsecretarios, directores todos ellos ambiciosos, jóvenes e inteligentes y por lo que vemos la amistad y la confianza de quien puede tomar decisiones. Une a esa fortaleza que es un buen ejecutor de las instrucciones del grupo de norteamericanos que llegó al poder encabezados por Donald Trump. Es un aliado, sirviente y cómplice de ellos quienes le dan distintas encomiendas y el las cumple, así trajo a Trump durante la campaña electoral de EU y éste alcanzó la diferencia de votos de los estados de la Unión que necesitaba para apabullar a la candidata demócrata. Ahora le han dado otra encomienda que cumple con celo religioso, desprestigiar y atacar al gobierno de Nicolás Maduro, de Venezuela. Tiene la encomienda de encabezar la ofensiva que haga caer o por lo menos debilite al presidente venezolano porque no quiere entregar las reservas petroleras de ese país a las compañías americanas. La alternativa es muy simple o entrega el petróleo que es patrimonio del pueblo venezolano o se cae. Y ahí tenemos al poderoso Videgaray tratando de presionar o convencer a otros estados para que condenen a Maduro.

No se da cuenta que en México no tenemos autoridad moral, por las acciones de Peña Nieto, hemos entregado nuestros recursos energéticos, domina el narcotráfico y el crimen organizado diversas regiones en el país, cada semana hay más de cien muertos hombres y mujeres asesinadas, y anda queriendo meter su cuchara en la sopa ajena. Lástima, se ve que no ha aprendido nada en la Secretaría de Relaciones Exteriores de la Doctrina Estrada y de los principios de no intervención. Videgaray es una vergüenza para una parte muy importante de México y un buen sirviente y ejecutor de las indicaciones americanas.