El peor Congreso | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Escaparate Político

El peor Congreso

 


Dos nuevos sucesos corroboran lo que aquí y en otros espacios mediáticos se ha dicho. Que los diputados de la LXIII legislatura del estado, pasarán a la historia como integrantes del peor congreso que haya padecido Oaxaca.
1.Una especie de estocada final les dio el aún auditor superior, Carlos Altamirano Toledo, al tacharlos de “mafiosos, que se reparten el presupuesto de la cámara (más de 700 millones de pesos) en total opacidad, como auténtico botín…”. La puntilla fue fatal.
2. En una especie de comportamiento mafioso, los capos que manejan la Junta de Coordinación Política (Jucopo), el morenista Irineo Molina Espinoza y la priista María de las Nieves García Fernández, no tardaron en ordenar el ajuste de cuentas. A estos diputados parecía disociarlos la ideología pero hoy los hace fraternos la corrupción. La pastora del rebaño tricolor, ya hizo la señal del pulgar hacia abajo. Dijo: “…se ha iniciado un proceso de revisión a la propia ASE, donde se ha detectado que el organismo no ha estado funcionado como debe ser…” ?esto qué significa? que pronto habrá relevo del titular en esa cueva de Ali Babá, conocida como la ASE.
No aguantan la menor crítica. Si bien es cierto que el auditor superior no tiene autoridad moral para gritar “al ladrón” cuando él mismo es parte de la trama, la verdad es indiscutible. Dijo lo exacto al descubrir la opacidad con que los dominadores de la Jucopo manejan tantos millones de dinero público.
Por lo pronto, la guadaña de doña María, ha cercenado la cabeza del ASE. Aunque Carlos Altamirano se desdijo al día siguiente al declarar que “no dijo lo que dijo”, que los medios tergiversaron sus palabras, no se salva del patíbulo.
El veterano político ligó hueso tan productivo (la ASE) por abjurar de manera expedita del PRI que le dio fama y fortuna. No hay que olvidar que fue administrador de Los Pinos, en la época del presidente Ernesto Zedillo.
Como buen político chapulín, cuando le negaron en el PRI la posibilidad de ser diputado saltó al proyecto “del cambio”, con Gabino. Este lo premió con el cargo de auditor superior del estado. Trabó complicidades ocultas con la anterior legislatura para la venta de impunidad a todos los administradores municipales y concejales que saquearon brutalmente, sin consecuencia alguna, el presupuesto municipal en la mayoría de los 570 municipios.
Un historial saturado de corrupción y complicidades.

Lo que sigue
Así que lejos de que estos diputados legislen con seriedad la ley anticorrupción, la ley para la defensa de la libertad de expresión, entre otras, lo que se avizora es que se enfrascarán en un maratón de trapacerías hasta encontrar la manera legal para justificar el cese de Carlos Altamirano. El anterior gobierno afianzó leyes para anclar en sus cargos a funcionarios claves para defenderlos. En su plan para proteger la huida de Gabino y su banda de secuaces por el saqueo del siglo que fabricaron, establecieron normas para la permanencia del presidente del Tribunal Superior de Justicia, del Fiscal General y del Auditor Superior. Calculaban que estos se encargarían de anular cualquier denuncia contra los grandes ladrones. Lamentablemente, parte de esta estrategia estaba caminando. Saqueadores como Germán Tenorio (SSO), Netzahualcóyotl Salvatierra (Sinfra), José Zorrilla (Turismo), Alberto Vargas Varela (Administración), entre otros, fueron alertados desde esas dependencias sobre los expedientes en su contra. Por eso, Tenorio paseaba tranquilamente en Guadalajara, la ciudad de México, antes de que lo arrestaran.
Me dicen que el primer paso en el congreso, fue anular las acometidas del coordinador de la fracción de lo que queda del PRD, Carol Altamirano. Intentó asegurar la permanencia de su tío como titular de la ASE y armaron la maniobra de pegar para luego negociar. Por eso, don Carlos se atrevió a tildar a los diputados de “mafiosos que se reparten el botín”. Lo que no calcularon fue el revire. Los priistas y morenistas que son los que manejan la Jucopo, hasta le advirtieron que podrían fincarle responsabilidad judicial por la venta de protección a los presidentes y administradores municipales ladrones.
Por todo esto -según me comentan- el diputado Carol ya le midió el agua a los camotes. Sabe que su tío es indefendible. Por eso anda muy solícito al lado de la pastora tricolor, aprobando todas sus iniciativas y decisiones en el congreso.

El salto del chapulín
Por pifias no para el Congreso local. La profusión mediática que alcanza la disputa entre mafiosos como los dirigentes de la CTM en la Costa, que encabeza Cuauhtémoc Cárdenas Rodríguez y el presidente municipal de Pochutla, Víctor Cruz Vázquez, “El Colorín”, no los mueve.
El comportamiento delincuencial del edil pochutleco pone en riesgo la institución municipal. Pero esto no parece importar al Congreso del estado que, lo menos que debería hacer, es citarlo para que explique causas del problema que afecta las arcas municipales.
El pleito que trae con otros bandoleros de la CTM que, a decir del mismo edil, ya les pagó 30 millones de pesos, ha escalado tanto que ya rebasa los límites de un tema político y brinca a lo delincuencial.
En la madrugada del lunes, hombres desconocidos dejaron en las puertas de la presidencia municipal una bolsa con la cabeza cercenada de una tortuga. Junto una advertencia: “esto te va a pasar Colorín”,
Como quien se cura en salud, “El Colorín”, de inmediato culpa de esta amenazan a dirigentes de la CTM.
Sabedor de las consecuencias que traen consigo las traiciones entre mafiosos, el mismo edil pochutleco ha dicho que “aunque me maten voy a confesar la verdad” ¿Cuál verdad? ¿La del presidente municipal transa o la de los mandones de la CTM?
“El colorín” es un político pernicioso que creció de la mano del senador “cara sucia”. De taxista acusado de robar cable de cobre fue candidato de la alianza PAN-PRD, luego saltó al PT y ahora es del Morena. Para ser edil de Pochutla, los cetemistas dicen que lo apoyaron con 30 millones de pesos en su campaña., dinero que quieren recuperar con creces.
Visítenos en: www.escaparatepolitico.com

O escríbanos a fsj9420@prodigy.net.mx
Twitter: @escaparate_oax
Facebook: escaparate_politico@hotmail.com