Qué hace el INAH en San José del Mogote | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Toltecáyotl

Qué hace el INAH en San José del Mogote

 


El Estado mexicano hasta la década de los años sesenta del siglo pasado, se empezó a preocupar por las llamadas zonas arqueológicas y el patrimonio cultural del Anáhuac. En parte, por los compromisos firmados con la Unesco, y en parte, porque se dieron cuenta que tenían un potencial turístico.

El INAH, nunca he estado al nivel de su responsabilidad, por la falta de presupuesto y por una visión colonizada e hispanista del pasado ancestral, pero fundamentalmente, por la ideología que desde 1821, orienta las acciones neocoloniales del Estado mexicano.

Con grandes contradicciones, crasos errores y descuidos inaceptables, el INAH, ha “nadado de muertito” a nivel nacional. Hasta su marco jurídico es incierto. En Oaxaca su desempeño deja mucho que desear. No solamente con su responsabilidad en el cumplimento de la cultural ley sobre la preservación del patrimonio edificado de la Ciudad de Oaxaca.

Cada día, la ley es trasgredida impunemente por particulares y los gobiernos locales. En la ciudad cada propietario hace lo que quiere, quita, pone, derriba, pinta, pone anuncios, de ventanas hace puertas, de puertas hace negocios. El gobierno del estado y el gobierno municipal, destruyeron el zócalo, cambiaron el adoquín de piedra por una cantera frágil, etc., y el INAH no intervino en defensa del patrimonio. Nada hizo sobre las afectaciones al Cerro del Fortín, sino fuera por la sociedad civil organizada, se hubiera construido, en el cerro sagrado, un anexo de un hotel privado.

En el patrimonio ancestral se da el mismo descuido. Comenzando con el Centro Cultural Santo Domingo, que lo tienen como un “elefante blanco”. Tiene todo el potencial para ser un espacio cultural de carácter internacional y no es aprovechado. En cuanto a las zonas arqueológicas, salvo Monte Albán y Mitla, en general, todas las demás están en el abandono. Por ejemplo, Huijazo, que no ha sido promovido y está en el olvido. Pero lo que verdaderamente es indignante y, sobre todo, muy preocupante, es el caso de San José del Mogote, en el Valle de Etla.

Fue explorada en los años sesenta por el arqueólogo Kent Flannery. Es muy importante, no solo a nivel local, sino a nivel nacional. Junto con las zonas arqueológicas de Chalcatzingo en Morelos, el Mirador y Kalakmul en la Península de Yucatán, son las más antiguas. La sitúan entre 1500 y 1200 a.C. , con la presencia Olmeca, como Monte Albán, en su primera fase, pero, ?mil años antes! Las pirámides olmecas de Tabasco y Veracruz, están hechas de adobe, San José del Mogote, está hecha con piedra.

Pues bien, aunque usted no lo crea, amable lector, existe en medio de la zona arqueológica una trituradora de piedra. Cómo puede ser esto posible. Dónde está el INAH. Qué hace el INAH en Oaxaca para proteger y preservar el patrimonio cultural ancestral.

Cuando vi la destrucción de la zona arqueológica, no pude menso que sentir la impotencia de ver el descuido, y supongo, la corrupción. Porque, en medio de la zona arqueológica ver montañas de piedra triturada, arena, cribas, volteos y cargadoras compactas, al lado de la carretera, no pude ser una actividad hecha a “escondidas”.

La incongruencia; unos amigos visitantes de Orizaba, me platicaron que el miércoles pasado, vieron en la entrada de Monte Albán, que un guardia obligó a una niña a quitarse un huipil que llevaba sobrepuesto, “porque estaba prohibido”. Esa es la otra cara de la moneda.

La pregunta obligada es, qué hace el Gobierno del estado a través de la Secretaría de las Culturas y las Artes de Oaxaca, ante las omisiones y descuidos del INAH.

Visite www.aquioaxaca.com