Tláhuac al descubierto | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Columna sin nombre

Tláhuac al descubierto

 


“La mafia del poder, la mafia del poder, la mafia del poder..ya cállate chachalaca”
El Mapache Guasón.

Cuitláhuac: Excremento seco. Lugar de deshechos.

El caso Tláhuac ya descubrió en su totalidad, la corrupción delincuencial de las autoridades de aquella delegación capitalina.

Lo que la semana pasada parecía un caso aislado, de pronto surge en toda su dimensión el tráfico de drogas con ramificaciones a otras delegaciones, y el presunto vínculo con el delegado de aquel lugar, y de estar relacionado con organizaciones de moto taxis y bici taxis, en un número sorprendente.

Es de tal magnitud el acontecimiento, que se está involucrando en la Vox Populi al mismísimo señor López Obrador, como tapadera de su delegado en Tláhuac, y no acierta a detener el alud, críticas y suposiciones muy cercanas a la realidad de una vinculación entre él, el delegado y el narcomenudeo.

El asunto de la muerte del señor apodado “El ojos”, está ampliando la percepción que de corruptos tienen los más altos dirigentes de Morena.

Y no sólo eso, sino que se ha desatado una lucha política entre Miguel Ángel Mancera y López Obrador, ya definitivamente dentro de la campaña por la silla del altiplano para el 2018.

Mancera no está saliendo del todo limpio de este affaire, ya que tuvo que ser la Marina Armada de México la que rompiera con el negocio de narcomenudeo, y pusiera en evidencia a las autoridades mencionadas, sí, desde el Jefe de Gobierno hasta el Delegado, pasando por quién sabe cuántas autoridades menores más.

Es tan grande el escándalo, que involucra al negocio de moto taxis, y se habla que existen sólo en Tláhuac, cosa de cinco mil unidades, pero lo sorprendente es que ninguna tiene permiso para circular.

Esta situación deja definitivamente mal parado al delegado, quien manifiesta “que no sabía del narcomenudeo”, lo que quiere decir que o es inepto o está coludido con los miembros de ese cártel capitalino.

Otra situación delicada es que las autoridades centrales de la CDMX, están recogiendo moto taxis sin discriminación o investigación individual alguna, y se llevan entre las patas a muchos trabajadores de los manubrios que seguramente son inocentes.

Lo digo porque muchos de ellos trabajan de buena fe con su vehículo y de pronto, gracias a la ineptitud de aquellas autoridades, se quedarán sin comer varias familias, por lo pronto ochenta y siete, que han visto como les incautan sus fuentes de trabajo.

Este asunto se ve más gordo que el socavón de Cuernavaca.

Yo también soy Pueblo.
Por allí nos encontraremos.