El debate en el legislativo | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

De Frente y de Perfil

El debate en el legislativo

 


La disputa actual del poder Legislativo se centra en el partido, el género y la persona que presidirá los trabajos del próximo año legislativo y la forma en que aplicará o no el reglamento, tanto del Senado de la República como de la Cámara de Diputados.
Aunque pareciera serlo, no es tarea sencilla solucionar el asunto, toda vez que los que piden respeto al reglamento, son los mismos que antes no lo tuvieron y aunque no se trata de cobrar facturas pendientes, los dueños de la nueva mayoría pretenden aplicar las reglas de acuerdo a su criterio.
En ambas cámaras, los actuales presidentes de la mesa directiva desean mantenerse en esa posición, aunque ni siquiera dentro de sus respectivas fracciones se muestran de acuerdo para que continúen ahí.
Siendo mayoría las fracciones del Movimiento de Regeneración Nacional le tocó asumir la presidencia en las dos cámaras a partir del pasado primero de septiembre, aunque en la actualidad ni Martí Batres Guadarrama (Senado), ni mucho menos Porfirio Muñoz Ledo (diputados) logran el consenso de sus compañeros y hay muchos anotados en una larga lista de prospectos.
Sin embargo, los de las bancadas opositoras, especialmente los panistas, alzan la mano para pasar lista de presente y asumir como primera minoría la presidencia de la mesa directiva.
Antaño se buscaba que un partido presidiera cada una de las cámaras y otro se conformaba con ocupar la dirigencia de la Junta de Coordinación Política, ahora eso no parece importar, cuando menos para los integrantes de la mayoría legislativa.
Los panistas tienen preparada su batería de aspirantes, aunque también los priistas aspiran a coordinar cuando menos una de las cámaras y tienen preparada a su figura estelar en cada una: para Diputados a Dulce María Sauri y para el Senado a Beatriz Paredes, dos ex dirigentes nacionales del partido.
Los panistas también apuestan para que uno de los suyos sea el nuevo presidente de la mesa de debates de las cámaras: Marco Adame, Laura Rojas y Adriana Dávila se anotan para la de diputados y Josefina Vázquez Mota, la eterna perdedora de todo, se encuentra lista para sumir en el senado, más los que se acumulen en la semana.
Ambos partidos ven lejana la posibilidad de que se les deje presidir alguna de las dos cámaras, por lo que la batería de candidatos de MORENA es amplia. Inicia con los dos presidentes Porfirio y Martí, seguidos respectivamente por Dolores Padierna y Pablo Gómez en diputados y Mónica Fernández Balboa, Martha Lucía Micher, Marybel Villegas y hasta Cristóbal Arias, si es que no prevalece la figura de alternancia para género, aunque prevalece la posibilidad de que sea Olga Sánchez Cordero, si es que se reincorpora a su actividad como senadora.
La duda para la elección de los presidentes radica en si habrá alternancia de género y si se permitirá que un partido de los minoritarios sea el que controle la Cámara de Diputados en pleno informe de gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador. Se especula que, tal vez, puedan aflojar en lo respectivo en el Senado, pero no en la de Diputados.
2. La civilidad parece empieza a permear entre los senadores. Al informe anual de los senadores mexiquenses Martha Guerrero e Higinio Martínez acudieron más de una treintena de legisladores de MORENA, pero además el priista Eruviel Ávila y la panista Josefina Vázquez Mota,

Email: ramonzurita44@hotmail.com