Rémora | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Escaparate Político

Rémora

 


Los analistas del proceso de descomposición que ha llevado al llamado movimiento “democrático” magisterial, a la fase de cáncer en grado terminal, encuentran que su guía AMLO, resbaló en Oaxaca con una gran pifia.
Permitir que su activista estrella, Flavio Sosa, provocara incendios para aterrorizar a militantes de la 14 de Junio en los alrededores del gran muladar, se le revertirá al partido Morena. La escuela de terrorismo del “Demonio de Tasmania” necesariamente ahuyentará la clientela política del tabasqueño en permanente campaña presidencial, desde hace tres sexenios. Incendiar casas y vehículos entre inmensas piras, es terrorismo extremo. Ni en el 2006 se atrevió a tanto.

Consecuencias
Por esta manera de hacer política, el temerario Flavio Sosa, es considerado un lastre en el partido del tabasqueño AMLO.
La maldita escuela del “Demonio” Logró su objetivo: generar pánico colectivo para que los del Morena, encabezados por el mismo Flavio, la presidenta municipal de Zaachila, Maricela Martínez Coronel y el agente municipal, Francisco Valente, se sintieran “triunfadores” ante su patrono AMLO. En una especie de parte de guerra para su partido decían: vencimos ?victoriosos de qué?
Ahuyentados los sicarios de la 14 de Junio, ahora los del Morena se sienten dueños de la plaza. Con su misma temeridad, con sus mismos abusos, sometiendo a todos. Tienen que implorar perdón para que los perdonavidas del Morena, les permitan regresar a lo que queda de sus viviendas, a seguir soportando violencia y la estafa.
Los que vieron arder sus chozas y sufren la brutalidad de los que los explotan, explican en una carta su desdicha.
“Los habitantes de las colonias Mendoza Nube y Las Peñas, les comunicamos que responsabilizamos a José Coronel, comisariado ejidal de Zaachila, de cualquier cosa o desgracia que nos pueda pasar, ya que él nos vendió nuestros lotes en contubernio con la organización 14 de Junio por la cantidad de 80 mil pesos, con un enganche de 20 mil y abonos semanales de mil pesos. Su tesorero iba semanalmente a cobrar, como abonero. José Coronel vendió los mismos lotes hasta tres veces porque si no le daban abono puntual mandaba sacar a la gente a golpes con sus porros José Ibañez, de la colonia Mendoza Nube y María de los Ángeles, de la colonia Las Peñas. De inmediato reinstalaba a otras personas en el mismo lote. A los que les quitaba terreno no los dejaban sacar sus pertenencias, los sacaban con las manos vacías.

Úsese y deséchese
Salieron más socarrones los priistas desde el momento en que le dijeron a “Pancho Mugres”: si te vi ni me acuerdo. En esas clásicas jugadas de los que ejercen el poder, a “Pancho Mugres” y a su hijo Javier, los convirtieron en objeto de utilería: úsese y deséchese. El chilango Benjamín Robles, los creó para utilizarlos. Durante el “gabinato” la “14 de junio” funcionó como músculo golpeador. Les dieron impunidad para realizar todo trabajo sucio. Al concluir el sexenio fatídico, el PRI, a través del cándido Germán Espinoza, los atrajo a sus filas. Igual los ocuparon en la campaña electoral y al ganar les refrendaron esa especie de Patente de Corzo.

Diablo
A pesar de los días de pánico que padeció Oaxaca, al grado de llenar sus calles de basura pestilente, más de una semana, el terrorista “Demonio de Tasmania” sigue gozando de impunidad.
Sigue usufructuando las siglas Morena. Después que su mecenas López Obrador decidió imponer candidatos en todo el país con miras al 2018, Flavio Sosa, ya tiene sus cartas para el municipio de Xoxo.
Con la idea de atajar a Alberto Alonso Criollo como pre candidato del Morena, ha empezado a trabajar para imponer a uno de los hermanos conocidos como “Los Conejos”, Luis y Víctor Baltazar Aquino. Que Flavio esté maniobrando para hacer candidato a un priista de una camarilla que ha saqueado el municipio, confirma que antes que ideología están los negocios.
Si Flavio ya es considerado rémora del Morena, su socio Salomón Jara, también resulta ya un lastre para este partido. Ayer, en una reunión con las dirigencias municipales, Jara fue duramente cuestionado por su pretendida imposición de candidatos. El sector juvenil del Morena en voz de Kena, prácticamente desconocieron a Salomón. Le advirtieron que de ninguna manera aceptarán que los candidatos surjan de asambleas manipuladas y menos de encuestas “cuchareadas”.
Salomón Jara respondió que “así va a ser porque la voz de López Obrador es la voz de Dios y todos tienen que sujetarse a la lista de candidatos que apruebe nuestro líder”. La reunión en la quinta La Alborada, fue tan ríspida que cuando llegó Flavio Sosa, lo abuchearon. Se retiró.
El rechazo al verticalismo en el Morena es por dos cosas:
La aceptación de muchos priistas vergonzantes en las filas del MORENA y la imposición de candidatos.
Condenan también que en el Morena se restablezca el “dedazo”, ese fenómeno que en los tiempos de la imposición burda en el “partidazo” (PRI), nadie discutía.
En la reunión de ayer rechazaron el procedimiento del “consenso” porque -dicen- , en el Morena no sólo “consensan”, hasta venden las posiciones.
Recordaron el gran escándalo que desató en el último trimestre del 2016, la venta descarada que hizo Flavio Sosa del puesto de promotor de la soberanía nacional del partido Morena, en Xoxocotlán.
El entonces presidente municipal de este lugar, Héctor Santiago, motejado “Lobo Depredador”, sabedor de sus pecados y el cercano final del poder de sus protectores en el congreso, Alejandro Avilés y “Neofito” Toledo, buscó protección del Morena.
Con olfato de Lobo ya conjeturaba que acercarse al mesías tropical, significaría limpiar sus culpas. Entonces buscó comprar el cargo de promotor de la soberanía en el partido de AMLO para su sobrino Óscar Santiago Tiburcio Méndez. Calculaba que luego sería el candidato para sucederlo.
?Saben quién operó el gran negocio que significó la compra-venta de eso cargo que prácticamente es la dirigencia municipal de dicho partido? Fue un diablo llamado Flavio Sosa.

Visítenos en: www.escaparatepolitico.com
O escríbanos a fsj9420@prodigy.net.mx
Twitter: @escaparate_oax
Facebook: escaparate_politico@hotmail.com