La Guelaguetza no es moneda de cambio | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

La X en la frente

La Guelaguetza no es moneda de cambio

 


Si se pidiese un prototípico ejemplo de un estado sistemáticamente rehén, maniatado, ese tendría que ser Oaxaca.

Es parte de la herencia que a lo largo de los años nos han dejado los “LÍDERES SOCIALES”, que no conocen siquiera las causas que defienden y buscan dinero fácil mediante acciones que afectan al ciudadano común y no conformes, culpan al gobierno.

Negociar para ellos es recibir dinero, del cual, la mayor cuantía, va para su bolsa.

Hoy, pocos son los que conceden el beneficio de la duda, y la mayoría fustiga al Ejecutivo, haciéndole “a priori” responsable de las fallas de sus colaboradores, aunque no hayan sucedido.

¿Cuántos servidores públicos han leído la LEY ORGÁNICA DEL PODER EJECUTIVO? ¿Cuántos legisladores, la LEY ORGÁNICA DEL PODER LEGISLATIVO? Para conocer sus obligaciones y funciones?

La sociedad civil, que es la inmensa mayoría, no se involucra en la proporción que debiera en el proceso político. No le importa. Y concede una especie de perdón cuando cae en las trampas y reproducen los “jingles” de los que siempre ganan más perdiendo y es un discurso siempre contra el gobierno.

Discurso irreflexivo -con sus excepciones-, no argumentado, infundado y no motivado. Generalmente lo dictan a sus reproductores en los estados desde el “centro” del país y su único trabajo es escupirlo hacia arriba, para llenarse los bolsillos. Cualquier pretexto es bueno.

Tienen la habilidad de convertir una minucia en tema de agenda y de fabricar ellos mismos los problemas para, después de la paga solucionarlos. Prenden la fogata y cobran para apagarla y callar unos meses.

“UN PROBLEMA”, una solución, no dos. Solo una, que sólo quienes lo provocan, tienen. Obvio, con un precio de por medio. Son comerciantes informales que mercan con el pueblo.

Pero sorprendentemente, resultan redentores, cuando en realidad solo merecen carteles de recompensa, con sus nombres y sus rostros que ya conocemos porque son los de siempre.

Oaxaca se convierte en “el perro más flaco” con cada día del maestro, pero sobre todo, con cada GUELAGUETZA.

¿QUÉ NO LA GUELAGUETZA ES DE TODOS? ¿Qué no es nuestro orgullo? ¿La expresión cultural más grande de América Latina? ¿El acontecimiento que más da a conocer a Oaxaca (un estado que aún vive mayoritariamente del turismo) ante el mundo?

A esos Oaxaqueños no les importa. CODICIA, VENGANZA, REVANCHA, AMARRES POR LOS CARGOS.

Curiosamente en esta Guelaguetza seguiremos viendo extrañas COINCIDENCIAS, y acuérdate que en política NO HAY COINCIDENCIAS.

PERO POR FAVOR, SEÑOR GOBERNADOR, NO LES DE DÉ UN SOLO PESO, NO LES ENTREGUE NUESTRO PRESUPUESTO.

Siga como hasta ahora, aunque a sabiendas de que al contrario de antes sean los PADRINOS, LOS QUE BUSCAN AHIJADOS que desestabilizan, , violentan, llenan de basura El Centro histórico, bloquean vialidades y amenazan con BOICOTEAR LA GUELAGUETZA.
Hoy simple y sencillamente porque no les sueltan un solo peso y se les aplica la ley.

Les ofrecen respaldo, protección y lo toman. Plenos de una certeza de impunidad se lanzan contra los ciudadanos. Piensan que perjudican a una persona cuando en realidad lastiman a toda la ciudad y algunos municipios.

Son los padrinos de la frustración, de la venganza, del odio, de las revanchas, del “ganar a toda costa”, aunque haya muertos. Aprovechan el hecho de que hoy el nuevo Sistema Acusatorio Adversarial protege más al probable responsable que a la víctima.

Hoy, en el XV aniversario de la CONAGO, dos fueron los tópicos que más llamaron la atención de la prensa: la Reforma educativa con el 95.6 % de avance en Oaxaca, Chiapas y Michoacán, en la intervención del Presidente EPN y algunas propuestas sensatas de reforma del Estado por parte del Jefe de Gobierno de la CDMX, destacando la revisión del nuevo Sistema Penal.

LA GUELAGUETZA NO VA A SER MONEDA DE CAMBIO.

Normalistas, maestros, STAUO, transportistas, materialista, empresarios los que se acumulen, entiendan que están siendo usados y el pueblo no va a permitir intento de boicot alguno de una fiesta que es patrimonio cultural intangible de la humanidad y principal embajadora de Oaxaca ante el mundo.

Si ellos no quieren a Oaxaca, hay miles que sí y que sabe perfectamente quiénes están detrás de cada conflicto artificial.

Mientras los ahijados destruyen esperando unas migajas, madrinas y padrinos van detrás de la reelección y todos los cargos a elegir en 2018.
En octubre inicia formalmente el Proceso Electoral y enfermo de poder; obcecados, son los más fieles exponentes de aquello que dijo el Florentino: EL FIN JUSTIFICA LOS MEDIOS.

Piénsalo y comenta.
@MoisesMolina
Facebook Moisés Molina
www.laxenlafrente.
wordpress.com