Buenos mensajes | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Entre columnas

Buenos mensajes

 


La idea trasciende al ser, así como el pensamiento a la materia, pues lo intangible es aquello que no necesita transformarse para perdurar, y en el caso de los seres humanos, existen seres que aunado a su gran talento, se caracterizan por su gran amor a su comunidad, como es el caso del artista plástico Rodolfo Morales, un Ocoteco tan universal que es de todo Oaxaca, México y el mundo, cuyos trazos hoy podemos sentir nuestros, porque así de dadivoso era, trabajando siempre por el desarrollo cultural de su pueblo, quien daba lo que más podía compartir: cultura y desarrollo, y preocupado como era de estar siempre dando, buscó la forma que más allá de su muerte física, material, e incluso más allá de su vida perpetua plasmada en vestigios de pinceles y pinturas, pudiera seguir generando y aportando, por lo que creó la Fundación Cultural Rodolfo Morales, quien hoy se encuentra presidida por su sobrino, Alberto Morales Sánchez, quien la dirige con Esteban San Juan Maldonado y Adán Alberto Esperanza Arellanes
Pero nuestras autoridades no siempre han sabido valorar el legado cultural que les corresponde resguardar y en ocasiones ejercen su administración con el tono gris de la incomprensión y la mediocridad, plagada de errores que la historia les recriminará, como es el caso del presidente municipal de Ocotlán de Morelos en el año dos mil trece, Javier Villanueva Rodríguez, quien demostró su desprecio y falta de interés cultural con dos terribles errores: el primero: la intención de retirar la obra plástica de Rodolfo Morales del atrio del templo de Santo Domingo de Guzmán, por la petición del entonces presbítero de la localidad de limitar el acceso solo a sus feligreses; y el segundo, afectar la antigua estación del ferrocarril de dicha población para construir oficinas administrativas.
Es por eso que resulta tan importante y digno de reconocimiento las acciones de las actuales autoridades para proteger el patrimonio histórico y cultural de los Oaxaqueños, dándole certeza jurídica y haciendo oficial a un acto de justicia histórica que nace de la sociedad civil organizada, pues la restauración del mural de Rodolfo Morales al que me refiero, fue realizada originalmente con la aportación económica de la Fundación Alfredo Harp Helú, la gestión de la Fundación Cultural Rodolfo Morales y el Instituto Nacional de Bellas Artes, por lo que es grato que en seguimiento a la declaratoria realizada el pasado 21 de agosto del año en curso por la Sexagésima Tercera Legislatura Constitucional del Honorable Congreso del Estado de Oaxaca, derivada de la gestión del diputado de Morena, Arturo Toledo Méndez, en el sentido que el mural del Maestro Rodolfo Morales ubicado al interior del edificio que ocupa el palacio municipal de Ocotlán de Morelos, sea patrimonio cultural del Estado, el pasado 3 de noviembre del año en curso, se llevó a cabo la develación de la placa conmemorativa de dicho acto; y a simple vista pareciera ser solamente un acto protocolario para cumplir una formalidad, sin embargo, su significado es mucho más profundo; ya que, para que pudiera llevarse a cabo dicha declaratoria, trabajaron en conjunto la sociedad civil organizada y las diferentes autoridades en los distintos niveles de gobierno, y la placa conmemorativa develada da testimonio de ello, pero igual de importante es el mensaje dado en dicho evento, pues asistieron: los integrantes de la Fundación Cultural Rodolfo Morales, los integrantes de la Asociación Civil Pro-Oax, los integrantes de la Asociación Civil Eco-Oax, el diputado que realizó la gestión correspondiente, la senadora Susana Harp Iturribarría con su suplente, la secretaria de las Culturas del Estado de Oaxaca, Adriana Aguilar Escobar y el presidente municipal de Ocotlán de Morelos, Raúl Mendoza Vásquez.
Por lo que el mensaje es muy positivo, ya que en primer término, implica un cambio en la forma de ejercer de nuestras autoridades, pues se están involucrando realmente en el sentir de la ciudadanía, trabajando de manera conjunta los tres niveles de gobierno para proteger nuestra historia y fomentar su conocimiento, y por otro lado, se demuestra el resultado de un excelente ejercicio de coordinación entre la sociedad civil organizada y las autoridades civiles de en beneficio de la cultura de Oaxaca.

Twitter: @jaivelmar
Facebook: jaivelmar.
jaivelmar@gmail.com