Adiós pensión a expresidentes | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Detalles

Adiós pensión a expresidentes

 


A partir de enero los expresidentes Salinas de Gortari, Zedillo Ponce de León, Vicente Fox, Felipe Calderón y Luis Echeverría dejarán de recibir las onerosas pensiones que el Estado les pagaba como retribución por haber sido presidentes de México, y por obvias razones Enrique Peña Nieto no recibirá pensión ahora que deje de ser presidente de México.
Esta semana el presidente del Senado mexicano, Martí Batres Guadarrama, ordenó la publicación de la ley que limita los salarios de los trabajadores del gobierno, esto significa que con la Ley de Remuneraciones de los Servidores Públicos existe legalmente un límite de pago máximo a burócratas y también se les pone fin a las millonarias pensiones a las que, hasta ahora, han tenido derecho los exmandatarios en el país.
La promesa de campaña del presidente electo Andrés Manuel López Obrador fue cumplida, ya que desde el pasado septiembre esta ley fue aprobada por la Cámara, sin embargo, hasta ahora será publicada en el Diario Oficial y entrará en vigor en enero.
Es muy curioso que personajes, que han sido señalados por corrupción y por llevar al país a esta crisis económica y social reciban pensiones onerosas, es muy cierto que cinco expresidentes vivos reciben apoyo económico, Luis Echeverría y Vicente Fox no han renunciado a su pensión como los hicieron Ernesto Zedillo y Carlos Salinas de Gortari, y Felipe Calderón supuestamente la dona a la beneficencia, sin embargo, todos sus trabajadores y equipos de seguridad son pagados por el Estado.
Al final de cuentas se destina anualmente un presupuesto de 40 millones de pesos para cubrir los gastos de los expresidentes, de todas formas, ellos tienen derecho a pensiones normales como cualquier trabajador, aunque éstas sean irrisorias.
Aunado a esto, siguen destapándose las malversaciones y las incógnitas del manejo del dinero en la administración de Peña Nieto, por ejemplo, este miércoles la Auditoría Superior de la Federación encontró irregularidades por un monto de más de 328 millones de pesos en las obras de construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México. Este tema sigue en el tintero y con todo y consulta y cambio de sede, siguen saliendo muchas interrogativas.
Así también la Auditoría Superior de la Federación detectó un presunto daño al erario por 15 mil 656 millones de pesos, es súper extraño que nadie se diera cuenta de estas irregularidades, pero bueno, al menos ya las están haciendo públicas, ya que se hicieron auditorías a 299 dependencias federales y a las 32 entidades del país de la Cuenta Pública de 2017. Y sigue saliendo el nombre de Rosario Robles, la Sedatu, universidades de Quintana Roo y Chiapas, entre otras involucradas en La Gran Estafa, en donde también están siete dependencias y 12 universidades públicas involucradas.
Y esto es sólo la punta del iceberg, ya que la cruzada contra el hambre y las ayudas por los sismos parecieran que solamente fueron pantallas para desviar el dinero, ya que la auditoría dio a conocer que los siete millones 466 mil 800 personas beneficiarias de la cruzada fueran realmente pobres y que estos hubieran abandonado esa condición. Estamos en un país en donde más de 50 millones de mexicanos viven en pobreza extrema, entonces es una burla lo que han hecho al darle beneficios a personas inexistentes, solamente para desviar recursos públicos.
En el caso de los sismos que desolaron a muchas familias porque perdieron su patrimonio en Chiapas, Oaxaca, Estado de México, Tlaxcala, Hidalgo, Morelos, Puebla y Guerrero, fue un cuento lo que hicieron, por ejemplo, clonaron las tarjetas de Bansefi, con un monto superior a los 3.5 millones de pesos otorgados en el Istmo de Tehuantepec, a quién, a un padrón truqueado, también detectaron que la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) elaboró un padrón en el que dejaron fuera de los beneficios a ocho millones 750 mil 407 personas de 343 municipios.
Solamente censaron al 52 por ciento de los municipios que tenían declaratoria de desastre natural y emergencia extraordinaria, y mientras Rosario Robles solamente señala presunta violencia de género y que ella no firmó nada.
@fuaper