Con toda seguridad | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

¡Que conste.... los olvidados!

Con toda seguridad

 


Con toda seguridad hay muchos tipos de dictadores, de resentidos, de ambiciosos, de discriminadores, de indolentes, pero la ambición de muchos, como podría ser el ejemplo de Donald Trump, no solamente es el dinero y el poder, es el de vengarse de los demás amparándose en que defiende a los que se quedaron viendo los partidos de futbol y tomando cervezas, tragando hotdogs frente a la televisión y que dejaron de trabajar en forma productiva, de prepararse, de capacitarse, de esos que cuando su gobierno reprimía y saqueaba los demás países y a las gentes de otros lados, –como a nosotros nos robaron la mitad del territorio— y nos agreden y agredieron de la forma violenta que lo hemos vivido, sabemos que su mayor esperanza es de construirse un sillón de bayonetas y de esas estar construido el sillón de la fuerza, y se puede construir y tener, pero será difícil que se mantenga sentado en los picos agudos que le lastimaran las nalgas, por esa misma razón, cuando dice que: “SIN UN SISTEMA DE MUROS NO TENDREMOS PAÍS”, no solamente es indignante y para ponernos en guardia, sino también para mentarle la madre y no tolerarle sus agresiones y violencias, porque cuando recibe buenas maneras piensa que somos pendejos y cobardes, y a lo mejor, en los altos mandos políticos lo son, pero no lo somos los mexicanos… por nuestra parte, se puede meter cada piedra de su muro por donde mejor le quepa.
Y como amenaza, declara: “México tiene una elección cerca. He escuchado que hay gente muy buena compitiendo y he escuchado que otros quizá no son tan buenos. De cualquier forma lo sabremos manejar” y es claro que lo han sabido manejar: explotarnos, saquearnos, doblegarnos, porque hemos tenido gobiernos entreguistas que con el cuento de la globalización les abrieron las arcas de los bienes nacionales y les dejaron meter mano en los fondos públicos para que sigan haciendo sus negocios privados. Seguramente Trump está deseoso de mostrar su fuerza y hacernos cualquier tipo de chingaderas, porque en Quintana Roo no puso hacer sus negocios y perdió su oportunidad, pero como buen maleante no se le olvidan las ofensas y las venganzas las traen consigo y para muy pronto. Él sabe manipular a sus huestes dogmáticas, ignorantes, racistas, intolerantes que se olvidan que la mayoría de ellos son de familias que emigraron a los Estados Unidos, aquellas familias de mujeres y varones fuertes que querían salir de la miseria y del abandono como las vimos en muchas de sus películas y de sus novelas, también tuvieron, no solo el valor sino la brutalidad de eliminar a la población indígena, para robarles sus tierras, sus ganados, sus minas y sus recursos y dejaron a los indios reducidos y borrachos o perdidos en las drogas y el resentimiento.
Así, por la fuerza de las armas y la violencia crecieron en lo interno y lo externo, así impusieron sus condiciones a los demás y lo siguen haciendo, y por ello, cuando los mexicanos perdimos el amor a la patria y la veneración a la soberanía y la independencia, lo perdimos todo, y lo vamos dejando para que otros, los gringos, nos lleguen a saquear y explotar y asesinar, porque nos han venido asesinando al impulsar la economía de las drogas y la explotación minera y petrolera y la mano de obra y el agua y las tierras, y así nos han venido saqueando y robando y asesinando, porque ellos metieron, con el acuerdo de los gobernantes mexicanos, miles de armas en los programas Rápido y Furioso y Receptor Abierto, y así construyeron los imperios de la marihuana como en el Búfalo, de Chihuahua ,cuando por medio de la CIA, ellos, propiciaban el tráfico y la siembra de drogas para venderlas a los negros y mexicanos y gringos desechables, como existen millones, y en sus guerras enviciaban a los reclutas y soldados para que aguantaran la violencia y dejaran de ser gentes para convertirse en asesinos sin corazón ni sentimientos. Nosotros no los hemos enviciado, ellos, por medio de sus gobiernos se han enviciado, y ahora, para no tener nada que hacer en ese campo, ellos, controlan las drogas, legalizándolas, para que sus viciosos las consuman y no salgan los recursos financieros a otras partes, y además, dentro de poco, como lo hicieran los ingleses en la guerra del opio contra China, pretenderán que los demás países les compren sus drogas para que las consuman nuestras gentes y dejen su dinero y su alma y su conciencia en la calle, para que nos sigan saqueando y brutalizando, y asesinando con la venta de sus armas…su gran negocio.
Por supuesto que Trump alienta el miedo y la amenaza en su propio territorio, alega que los migrantes les han quitado sus fuentes de empleo, pero la realidad es que los gringos ya no trabajan en el campo ni hacen las labores de nuestros migrantes, no lo hacen ni los afroamericanos, y así va generando un sentimiento racista y de violencia en contra de nuestros connacionales que solamente están para trabajar y ser parte de la construcción de su riqueza nacional, no van a robar, no son asesinos como ellos que matan a miles de gentes fuera de las fronteras, para alentar las guerras y sostener la economía armamentista que es la base de su fuerza y poder, ellos, fueron los que enviciaron a sus gentes en las guerras y ellos alentaron la producción de amapola y la heroína, para surtir a los frentes de guerra, y que sirvieran a sus soldados, y ellos enviciaron a millones de norteamericanos, que no se hagan pendejos porque así ha sido, los famosos cárteles mexicanos y colombianos solo lo son de parapeto y para justificar su comercio nacional y mundial de las drogas, porque la mayor cantidad de recursos financieros se quedan en los Estados Unidos y es ahí donde se lavan y se reingresan a los flujos financieros para surtir sus créditos y a sus bancos.
El control financiero de las utilidades de las drogas, a nivel mundial, se lavan y se quedan en los Estados Unidos, y los mayores grupos mafiosos están allá, no acá, sino, pregunten en las Vegas y otros sitios similares…