Mujeres vs hombres | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Detalles

Mujeres vs hombres

 


La telenovela que vivimos día a día millones de espectadores mexicanos en donde los principales problemas son: hambre, miseria, feminicidios, secuestros, falta de agua en las grandes ciudades y en las pequeñas poblaciones, exceso de tráfico vehicular, bloqueos por organizaciones rapaces que aprovechan el año electoral para pedir una “limosna”, que por cierto suele ser millonaria, para dejar en paz a la ciudadanía.
Todos los días vivimos diferentes realidades en México, pero hoy quiero hacer énfasis en el miedo que sentimos todos por la inseguridad y principalmente por el aumento de la violencia hacia las mujeres, porque no sólo nosotras tenemos temor de que nos pase algo, también nuestros padres, hijos, amigos y parejas lo tienen, el miedo es una reacción natural pero vivir con los niveles de cortisol tan altos por esta reacción tiene terribles consecuencias en la salud de todos.

En fin, yo creo que los gobiernos municipales, estatales y , por supuesto, el federal deberían realmente trabajar en disminuir este terrible mal, seamos francos encima de que tenemos que buscar trabajo bien remunerado o por lo menos con el que se pueda pagar las necesidades mínimas, tenemos que estar a “las vivas” porque o nos pueden asaltar o peor aún, matar.

En algunos municipios o regiones de 29 entidades del país se ha decretado la Alerta de Violencia de Género contra las mujeres, con base en datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Nacional de Seguridad Pública se muestra que los homicidios dolosos de mujeres en el país pasaron de mil 755 en 2015 a 2 mil 585 en 2017, habiendo un incremento de 47.29 por ciento.

Qué les pasa señores políticos, dejen la eterna campaña y generen condiciones seguras para que todos vivamos tranquilos, de estos homicidios calificaron de feminicidios a 389 casos y pasaron a 671 en 2017, no es posible que aumentara la cifra más de del 70%, y las promesas de campaña de todos los gobernadores, diputados y, obvio, de Enrique Peña Nieto se quedaron en sólo palabras tristes, lamentablemente.

La desigualdad social es tan evidente, yo creo que México es un país con mucho potencial y adelantos, así como involuciones y mucha corrupción, provocados principalmente por nosotros mismos al elegir representantes con nula capacidad, hemos votado por candidatos con “pedigree”, como perros por manejar su origen para ser políticos, pero los hijos no siempre son tan inteligentes como los padres o los abuelos y viceversa.
Enrique Peña señaló este miércoles en Los Pinos en la conmemoración del Día Internacional de la Mujer que seguía existiendo el machismo pero que con su administración las cosas habían mejorado, ¿es en serio? Cómo se atreve si hay más violencia contra las mujeres.
También enlistó sus grandes cambios como el establecer protocolos contra el acoso, obligar a los partidos políticos a que el 50 por ciento de las candidaturas al Congreso Federal y a los Congresos locales sean para ellas.

Si lo analizamos desde la cúpula no se siguen estos lineamientos, porque sólo hay una candidata a la presidencia que es Margarita Zavala y ni su propio expartido el PAN la apoyó, entonces quisiera saber de qué 50% de candidaturas está hablando. Si no permiten la participación femenina con equidad.

Sostengo que todo se queda en un discurso dogmático, porque no hay igualdad ni en los salarios, simplemente en este indicador se ve otra realidad distinta al discurso del presidente.

Y no lo digo sin fundamentos porque lo podemos verificar según los datos de la publicación Pobreza y Género en México: hacia un sistema de indicadores (2010-2016), elaborada por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), señalan tristemente que las féminas ganamos en algunos casos 20% menos que los hombres, pese a tener el mismo nivel educativo, y en algunos casos es más marcada la brecha salarial.

Somos iguales ante la Constitución Mexicana, tenemos los mismos derechos y obligaciones como ciudadanos y por eso deberíamos ser tratados de forma igual hombres y mujeres, pero estoy consciente de que fisiológicamente no lo somos, pero no es motivo para que nos discriminen o violenten.

@fuaper