De los hoteles… | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Patrulla de Papel

De los hoteles…

 


El Chef Matías ordenó que en la puerta de cristal que daba acceso a sus estufas, campanas, sartenes y cuchillos, se escribiera: la cocina es un arte efímero, nace y muere en cada obra y aunque el catalán frisaba en los 30, sin duda que su temple y praxis era la de un sesentón devorador de recetas y olores. Matías se guisaba aparte.

Ed Di Luca recorría sus áreas como le debería de hacer un medio creativo dentro de la cancha; Ed era, dirían los clásicos, un verdadero número 8. Uruguayo morocho que con el tiempo dejó de tener compañeros de trabajo para convertirlos en inchas, tan fuerte era su temperamento que cuando andaba “camote” la atmósfera por la que caminaba, dejaba oír -de muy bajito hasta muy alto- el ritmo de candombe. Di Luca era director de Alimentos y Bebidas.

Pancho, más que español, Canario. Fue, con ese acento que le robaron los cubanos el perfil perfecto del hotelero europeo exportado, a la “Hotelería” de Asia. Pancho Llamas, sin duda es, el director de hotel master en el quehacer del follow up. Cuando entraba al briefing aquellos que lo esperábamos respondíamos el saludo para inmediatamente mirar hacia su libreta, se nos figuraba esa una daga otomana.

John Searby, dirigía todos los ejercicios financieros, ¿flemático?, no, nunca. Serio y directo tal vez, pero siempre atento y de vez en vez disparaba sentido del humor. Terapistas tailandesas, suos chef`s de Chihuahua, ama de llaves venezolana, etc.

Así es cómo nació en México la operación de la que hoy es la mejor cadena hotelera en este país, Banyntree. Ah, por supuesto que la división de Recursos Humanos estuvo dirigida por un ente ejecutivo acapulqueño humano e inteligente además de estético y ético. Ése fue, también, el inicio de la nueva Hotelería en México, y sí, aunque nació en la Riviera Maya, meses después esa carpa -cual si fuera circo- se instaló en Cabo Marqués Acapulco y, al igual que en Mayakoba, Banyantree tuvo enorme éxito en Acapulco.

Ahora, los excelentes resultados de Banyantree en Acapulco derivan de la capacidad que han tenido para “encapsular” su operación. Con la misma filosofía cosmopolita y con estrictos protocolos de servicio estos señores Hoteleros proyectan la personalidad de Singapur y la sensualidad tailandesa. Todo, con una alegre sonrisa acapulqueña, el mismo ente ejecutivo que contrató y capacitó al pie veterano de BT-Mayakoba viajó a su Acapulco para “seleccionar y reclutar” a aquellos que crecerían bajo la fresca sombre del “Banyantree”.

¿A dónde quiero llegar con la anterior reseña?… ¡La Hotelería en México nació hace casi 70 años en Acapulco! De aquí salieron los mejores hoteleros de América Latina, escuelas europeas y norteamericanas, siempre buscaron en su praxis, la vibra humana de los hoteleros acapulqueños.
Cadenas como Hilton, Hyatt, Westin y Holliday In tenían a esta ciudad Puerto como escuela para aquellos que luego serían sus directores en todo el mundo, …entonces, ¿porque en un lapso de 15 años Acapulco prácticamente desapareció del mapa? La respuesta es. Acapulco se desvaneció por la acción de la corrupta clase política en Guerrero más el dantesco laberinto de la violencia.

Y ya para terminar este apunte: en los años 50 en el Puerto se alinearon los astros, Acapulco se convierte en el Paraíso Turístico de América, tanto que no fueron suficientes los pescadores ni las familias de éstos para atender las necesidades que la Hotelería tenía, importando (sic) entonces las excelentes sonrisas de Chilapa y las rítmicas caderas de San Marcos, en fin.

Ultimo patrullaje.- Recientemente un reporte de “El Financiero” mostró que en el 2017 en materia de Hotelería, la Inversión Extranjera Directa (IED) no dejó un solo dólar en Acapulco; posterior a ese estudio hubo quien puso en la mesa de nuestro “tanque de ideas” información y en esa se lee que: los empresarios hoteleros del mundo observan la posibilidad de la creación de un nuevo municipio con vocación turística, y que ése estará junto a lo que hoy es Acapulco, y que hasta ver cómo termina ese proyecto político no van a invertir en el viejo destino.

Balazo al aire.- El quid de la Hotelería vs las malas prácticas del Estado en materia de turismo.
Greguería.- Los mejillones son, almejas vistiendo de smoking.
Oximorón.- hotel sin puertas.
Haykú.- me comeré la tristeza del final de este invierno.
Por el tierno recuerdo de tu voz.