La inquietante lista | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

De Frente y de Perfil

La inquietante lista

 


No son pocos los priistas que están a la espera del pronunciamiento de su partido, sobre los sitios plurinominales, con acceso directo al Congreso de la Unión.
Los lugares son reservados, principalmente para la protección de algunos servidores públicos que requieren del fuero constitucional que les otorga, tanto la Cámara de Diputados como el Senado de la República.
El revuelo que causarán los nombres de hombres y mujeres con acceso directo será grande y hay quienes consideran que será el momento en que muchos militantes migren hacia otros lugares.
Circulan una serie de nombres de hombres y mujeres que podrían ser acomodados dentro de los diez primeros lugares en la lista de senadores plurinominales, aunque de los nombres que se mencionan no cumplen con el requisito impuesto por los estatutos del partido de otorgar el 30 por ciento a jóvenes.
De acuerdo a la ley, el primero de los lugares deberá ser reservado para una mujer, así como los espacios 3, 5, 7 y 9, mientras que los 2, 4, 6, 8 y 10 para hombres,
En la vorágine de nombres circulando se destacan dentro del grupo de mujeres los de Claudia Ruiz, Ivonne Ortega, Beatriz Paredes, Nuvia Mayorga, Rosario Robles, Mariana Benítez, Vanessa Rubio y Carolina Viggiano, entre otras y ninguna de ellas representa a los jóvenes.
Claudia es secretaria general del PRI y ya compitió por una senaduría y fue derrotada, por lo que no alcanzó lugar dentro de la primea minoría, al corresponderles el sitio a René Juárez. Ella iba en segundo lugar de la fórmula.
Para la secretaria general del PRI, la derrota le supo amarga, pero le fue compensada al ser designada primero como secretaria de Turismo y después de Relaciones Exteriores, es decir perdió ganando.
Su cargo de secretaria general del PRI la ubica en la posibilidad de encabezar la lista de su partido.
Ivonne Ortega, ya también perdió en su intentona de ser senadora, aunque, a diferencia de Claudia, ella si iba en primer sitio y le tocó ser legisladora de primera minoría. Su derrota le significó la candidatura a gobernador de Yucatán, cargo que si alcanzó en las urnas.
Fungió como secretaria general del PRI y luego como diputada federal, pero buscó la candidatura presidencial y hubo necesidad de negociar con ella, por lo que podría ser una opción para el Senado de lista.
Beatriz Paredes, es otra priista que se menciona para una senaduría, aunque se considera un exceso que la metan en la lista, ya que fue diputada federal y senadora de lista, pero además de competir dos veces por la presidencia del PRI, ganando una y perdiendo la otra, fue dos veces candidata al gobierno del Distrito Federal, siendo vencida en ambas ocasiones, en una quedó en segundo lugar y en otra en tercero.
La tlaxcalteca ha sido un de las grandes favorecidas del sistema. Es la única en responder tres veces el Informe presidencial. Fue embajadora de México en Cuba y Brasil, subsecretaria de la Reforma Agraria y de Gobernación, además de gobernadora de su estado natal. Ella podría ser enviada como candidata uninominal.
Nuvia Mayorga, es la encargada de la Comisión Nacional de Pueblos Indígenas, su espacio estaba casi asegurado por la protección que siempre le ha brindado el ahora ex secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio. Nuvia fue secretaria de Finanzas en el gobierno del hidalguense y luego diputada federal y presidenta de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados. El problema con Nuvia es que no pueden entrar dos hidalguenses dentro de la lista de pluris, por lo que uno de los dos tendría que ir por tierra (mayoría) si es que ambos son proyectados para ese cargo.
Rosario Robles, titular de SEDATU, fue reactivada políticamente en el presente sexenio, luego de lo sucedido con Carlos Ahumada, que motivó su salida de la dirigencia nacional del PRD. Primero fue titular de SEDESOL, en su nuevo paso por la política. Rosario fue vista como prospecto, pero hay resistencias por parte del grupo del candidato presidencial para que sea incluida, por lo que seguramente cederá si espacio a su hija Mariana Moguel, aunque, tal vez, no le alcance para esa posición.
Mariana Benítez, fue designada como uno de los tres voceros del candidato presidencial del PRI, José Antonio Meade. Ella inició el sexenio como subprocurador General de la República y luego diputado federal. Sus conocimientos jurídicos la sitúan como una de las opciones más claras para ser ubicada en la lista de aspirantes plurinominales.
Carolina Viggiano, tres veces diputada federal y con una larga carrera en la administración estatal de Hidalgo, enfrenta el mismo problema de Nuvia Mayorga, ya que si Osorio es incluido en la lista, no podría participar, aunque podría ir en fórmula, ya sea con Osorio o con la propia Nuvia en fórmula de mayoría. Carolina tiene otro lastre, es esposa del ex gobernador de Coahuila, Rubén Moreira, actual encargado de asuntos electorales del CEN del PRI y también aspirante a un cargo de elección popular.
Vanessa Rubio, surgió como una de las grandes favoritas para ser incrustadas en la lista plurinominal al Senado. Es uno de los personajes más cercanos al candidato presidencial priista y en caso de ganar sería sacada del legislativo para posicionarla en el gabinete.
De estos nombres que se vienen mencionando, algunas de ellas conseguirán ser incluidas y otras no e incluso alguna de ellas terminará en las fórmulas de mayoría sea en primero o segundo lugar y entonces tendrán que bregar para conseguir el respaldo de los electores.

*ramonzurita44@hotmail.com