En el ánimo nacional | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

¡Que conste.... los olvidados!

En el ánimo nacional

 


En el ánimo nacional existen varios temas que son, no solamente para discutirse en las campañas políticas, sino para controlarse y para arreglarse antes de que sea demasiado tarde: corrupción, inseguridad, desempleo, cinismo en los políticos, irritación social, desconfianza en las instituciones y en los políticos, pobreza, marginación, falta de vivienda, educación pública y salud pública con medicamentos baratos y atención médica adecuada y sin trampas de negociantes y malandrines…
Aprovechando todo este enorme desfalco de soluciones sociales, aprovechando la crisis de no credibilidad y desconfianza, el encabronamiento de la sociedad y los datos duros que muestran en cada casa, que cada día, estamos peor que cuando estábamos mal, se generan acciones políticas que el gobierno no puede controlar, porque al hacerlo, solamente llevaría a una reacción más violenta y no hay visos de negociación política. Decía alguna vez un destacad editor y político nacional: Cuando tienes problemas administrativos los resuelves con administración, cuando tienes problemas económicos los resuelves con dinero y acciones económicas, pero cuando tienes problemas políticos y de credibilidad y desconfianza, solamente los resuelves con atención, valor, cumplimiento y negociación política, y desde que la política se hace en los nichos de los tecnócratas, en vez de solucionar conflictos y problemas, los agudizan de tal forma que ahora caen los políticos en el poder en las garras de un político acelerado y con experiencia como lo es Javier Corral, y los pone entre la espada y la pared, de tal suerte que hasta amenaza con encabezar una lucha nacional contra la corrupción, acusando al gobierno de Peña Nieto como el gobierno más corrupto de los últimos años, y ante el encabronamiento y la falta de confianza a los gobernantes, esta acción tomará, sin duda alguna, una altura insospechada, de tal suerte que con ese golpe, incluso, pondrían por delante las simpatías al PAN y superaría a López Obrador que solamente ha hablado, pero no accionado, en contra de este mal…
Sin duda, la dupla Corral-Anaya, será muy popular por esos golpes de promoción, y sin duda, también, a lo mejor, no han entendido que como el horno no está para bollos, se pueden desbordar las acciones de protesta y llegar a los niveles más brutales de violencia, y por supuesto, de represión. Tomando la experiencia más reciente que podemos tener que es la del 68, tenemos que aceptar que jamás los jóvenes nos imaginamos que con seis pinchurrientos puntos de un pliego petitorio, y la salida a las calles que no se veían desde muchos años atrás de los manifestantes, se podría tener tanto impacto, jamás entendimos la tardía negociación y tampoco las violentas reacciones de represión, y las tonterías que se operaban desde el gobierno en la comunicación social, de tal forma que las bardas, los mítines, las brigadas, los volantes y las marchas, superaron a todo el aparato político y de un momento al otro no supieron cómo negociar, ni con quién hacerlo, por lo que optaron al final de cuentas, ante negociaciones débiles con un grupito de oportunistas, mejor entrar a la represión brutal con la matanza de Tlatelolco, la cárcel y la persecución: encierro, destierro o entierro como en los viejos tiempos del Porfirismo…
En 1910, Don Porfirio, no entendió que los “científico”, como hoy los tecnócratas, en vez de solucionar conflictos políticos, económicos y sociales que beneficiaran a las mayorías, solamente beneficiaban, como hoy, a un selecto grupo de hampones de cuello blanco y de cuello sucio, y que con una falta de negociación y atención a la ciudadanía solamente imponían y reprimían, y así, sin más elementos que el encabronamiento social en el país, se desatan los movimientos armados que ni el mismo Madero imaginó que se darían, hoy, al parecer estamos en condiciones similares, y lo que no tenemos son políticos de nivel y de confianza que puedan establecer una línea de soluciones a conflictos que han llegado, como en el caso de Chihuahua, a tener tal violencia y fuerza. No se trata hoy de entregar a César Duarte, él ya no es importante, la mira del gatillo subió, y ahora, apuntan directamente al corazón del presidente y del sistema, y esto, no lo han entendido, por esa razón, las acciones represivas al negarle los recursos a los que tiene derecho la entidad y están pactados, para “negociar”, solamente han sido el detonador de un movimiento de protesta local que puede tomar un nivel nacional…
A lo mejor, al hacer un análisis serio y real podríamos decir que Peña Nieto, ha generado una política de cambios que pudieron beneficiar al país, pero en la imaginación y en el sentir nacional, solamente, esos cambios, han beneficiado a un grupo selecto de políticos, empresarios, financieros, comerciantes e inversionistas extranjeros, no se vieron reflejados en el bienestar popular ni en los bolsillos de cada ciudadanos, al contrario, la pobreza y la represión fiscal, política y económica, agobia a muchos millones de mexicanos, y los tecnócratas, pues, felices con sus numeritos pero no ven el encabronamiento nacional ni les importa, y por eso mismo, estamos en esta crítica situación.
En aquellos tiempos se beneficiaron los contratistas, los inversionistas extranjeros, los banqueros, los empresarios, los políticos apapachados por los “científicos”, tal como ahora se benefician solamente un grupo de políticos y sus socios malandrines, de tal suerte que todos estamos indignados, porque se vendieron y entregaron los recursos públicos a un grupito, y solo se benefician de la utilización de los fondos públicos, para hacer sus negocios privados, también, otro selecto grupito, y todos coinciden en que los grandes beneficiarios de este desastre económico , político y social, solo es el grupito de Atlacomulco, y esto se ha convertido en una mecha encendida en un campo seco y reseco…Y para acabarla de joder, ahora, tenemos que lidiar con un nuevo mesías de derecha, como lo es Corral… complejos del maderismo