Bienvenido paisano | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Editorial

Bienvenido paisano

 


La población migrante, así como los oaxaqueños que por una u otra razón hayan abandonado el terruño en busca del llamado “sueño americano”, han sido prioridad en la actual administración. El Instituto de Atención al Migrante Oaxaqueño (IOAM), ha trabajado a marchas forzadas para atender con los programas disponibles, a nuestros paisanos que laboran en el exterior y que han retornado a territorio nacional. Por su parte, con el objetivo de brindar certeza jurídica a todos los oaxaqueños radicados en el extranjero y en el interior del país, el Registro Civil de Oaxaca puso en marcha el programa “Bienvenido paisano”, que atenderá de manera gratuita a la población migrante que arribe a la ciudad de Oaxaca durante el periodo vacacional, a través de la expedición de actas de nacimiento, CURP y asesoría jurídica relacionada a los trámites que esta dependencia estatal ofrece. Según informó el titular del Registro Civil, Jorge Ilescas, el programa citado tiene como objetivo garantizar a los connacionales que a su ingreso, tránsito y salida del país, puedan contar con absoluta garantía a su derecho de identidad y con la obtención del acta de nacimiento realicen el trámite de algún documento legal que requieran durante su estancia.

Para hacer más eficaz el citado programa, el Registro Civil ha instalado dos módulos de atención: uno en la Terminal de Autobuses de Primera Clase y otro en el Aeropuerto Internacional “Benito Juárez” de Santa Cruz Xoxocotlán, con horarios accesibles para atender a nuestros paisanos. Y es que de acuerdo con estimaciones del Instituto Nacional de Migración (INM), durante este mes se espera que un total de 5 millones de mexicanos provenientes de Estados Unidos, regresen a territorio nacional, siendo Oaxaca uno de los estados que recibirá mayor número de migrantes y connacionales de los Estados Unidos de Norteamérica. Las instrucciones del ejecutivo estatal, son las de otorgar las facilidades a la comunidad migrante oaxaqueña, dentro del marco de la legalidad ya que en fechas pasadas anunció un operativo de vigilancia en los aeropuertos del estado, terminales de autobuses y carreteras de la entidad para evitar que sean víctimas de cualquier tipo de abusos y disfruten plenamente de las fiestas decembrinas en su pueblo de origen. La población migrante pues, está en los ánimos gubernamentales. Todo el apoyo institucional para darle certidumbre jurídica y, sobre todo, garantizar su identidad originaria.

Urge impulsar transparencia

Una de las prácticas más abominable en las instancias de gobierno es la discrecionalidad y la opacidad. Resulta una afrenta a la ciudadanía que se sigan ocultando cosas o se hagan de espaldas a la sociedad. Desde principios de la década, en esta entidad nació lo que con el tiempo sería llamado “Grupo Oaxaca”. Ahí emergió la cimiente de lo que más adelante se consolidaría como la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental, promulgada por el ex presidente Vicente Fox, en 2002. Desde luego que no fue una iniciativa gubernamental, sino una conquista y una exigencia de la sociedad civil mexicana. En el “Grupo Oaxaca” participaron académicos, investigadores universitarios, editores, periodistas y analistas de medios, entre otros. Había un pleno convencimiento de que los gobernados tenemos derecho a saber, en qué se invierte el erario gubernamental; cuáles medidas se instrumentan para vigilar el gasto y muchas cosas más. Para verificar que ello se lleve a cabo, existe en el estado un órgano garante: el Instituto de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (IAIP).

No obstante, dicho órgano sólo atiende reuniones nacionales e internacionales sin meterse a fondo, en el problema de la negativa a rendir cuentas en las áreas institucionales y de gobierno.

Es decir, es necesario aplicar la ley y obligar a los sujetos que deben permitir el escrutinio ciudadano a proporcionar la información que se le requiera. En muchos sentidos el IAIP no opera, habida cuenta de que en la misma estructura gubernamental, en el Poder Legislativo y en otras instancias, existe una total opacidad. Nada absolutamente les convence de que hay que tener una página electrónica para que el ciudadano en busca de información, pueda acceder a la misma. Aún a estas alturas existe una resistencia tácita e innecesaria para poner a disposición de la ciudadanía la información que se genera en cada área o dependencia. En lo que respecta a los municipios, pasa mucho tiempo en que los ayuntamientos hagan lo necesario para contar con su portal de transparencia y el ciudadano común pueda acceder a la información pertinente en torno a las cuestiones que atañen al ayuntamiento respectivo. Simplemente en el gobierno estatal, pasaron meses en que se actualizara su portal para rendición de cuentas. Hasta muy avanzado el primer año de gobierno, seguía apareciendo información atrasada del sexenio pasado.