Discriminación en despidos de la Casa de la Cultura
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Discriminación en despidos de la Casa de la Cultura

La bióloga Sara Orozco Martínez despidió a más de 10 trabajadores; a un docente, “por no ser oaxaqueño”


Discriminación en despidos de la Casa de la Cultura | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Gobierno del Estado / La Casa de la Cultura, a la deriva

Bajo excusas como el no ser oaxaqueños, la directora de la Casa de la Cultura Oaxaqueña (CCO), la bióloga Sara Orozco Martínez, ha despedido a más de una decena de trabajadores administrativos y de la plantilla docente desde diciembre. Esto sin que mediara una revisión o evaluación de su desempeño, o dejando así carencias en la curaduría y museografía de la institución. Incluso sin tomar en cuenta la labor que han ejercido durante casi 10 años o incluso más.

Ante esta ola de despidos, se ha buscado una entrevista con la directora, pero hasta el cierre de edición no se logró obtener su respuesta.

Roger Zi Chim, quien fuera docente de artes plásticas desde el año 2014, es uno de los afectados por esta serie de despidos de Orozco, a quien el gobierno del estado presento como directora provisional. De acuerdo con Zi Chim, licenciado en Artes Plásticas por la Universidad de Guanajuato y oriundo de Yucatán, Orozco lo discriminó por su origen. Y es que al momento de prescindir de su labor le dijo que se debía a que no es oaxaqueño.

A mí lo que se me hace lamentablemente, triste, incluso peligroso, es que me diga que lo está haciendo porque no soy oaxaqueño. En su momento le dije que eso era un acto de discriminación xenofóbica y que en vez de unir divide y promueve actos racistas”, ahondó Zi Chim, quien recordó que incluso en tiempos de la pandemia la anterior administración no recurrió a medidas como esas.

Roger y decenas de docentes han sido empleados de honorarios, que solían o aún firman contratos de manera bimestral y mensual. Es decir, que no generaban ni causan antigüedad u otros derechos laborales.

Bajo excusas de prescindir de sus servicios por no ser oaxaqueños, Roger consideró que los despidos de la directora afectarán a al menos otros seis profesores.

Además de docentes, la directora ha despedido a personal de servicios generales, administrativos y otros que incluso estaban encargados de la curaduría y museografía de las exposiciones. Esto último influyó en la actual exposición, en la que no se renovaron mamparas ni hubo curaduría.

El lunes, trabajadores administrativos y personal de base denunciaron los despidos de “un significativo número de colaboradores, quienes trabajaban en la modalidad de honorarios, muchos de ellos con más de 7 años de antigüedad”. Entre ellos, maestros y maestras como Maribel Sánchez.

Estos despidos incluso alcanzaron a “quien había nombrado como jefa del Departamento de Fomento Artístico, Sandra Ruiz, debido a una discusión que ambas mantuvieron porque la ahora ex funcionaria pública no quiso adjudicarse los despidos que está por concretar Orozco Martínez”.

Retraso en el pago de la nómina, principalmente la que se otorga al personal de honorarios, fueron otras de las denuncias.

El miércoles, tras las acusaciones, el gobierno del estado emitió un comunicado ambiguo en el que dijo que “se terminaron los privilegios”, sin especificar cuáles. O que alista una nueva oferta de talleres y que la CCO “volverá a ser del pueblo” dejando a “un lado la privatización de los servicios como ocurría antes”, pero tampoco aclaró tal señalamiento.

En el mismo boletín señaló que “se trabaja en el mejoramiento de la infraestructura” e instrumentos musicales, debido “al abandono de la anterior administración”. Sin embargo, el último director de la pasada administración, Emilio de Leo Blanco, fue nombrado por el gobernador, Salomón Jara, como director del Instituto Oaxaqueño de las Artesanías.

Antes, el gobierno estatal también anunció e informó de la reapertura de la institución, para el 5 de enero. Sin embargo, la CCO ya había reabierto al público, profesores y alumnado varios meses antes con la anterior administración estatal.


 

Relacionadas: