Convierten en bodega área de atención para niños quemados
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Convierten en bodega área de atención para niños quemados

Olvidada por los gobiernos de Gabino Cué y Alejandro Murat; carecen de especialistas


Convierten en bodega área de atención para niños quemados | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Luis Alberto Cruz / Desaparece el equipo médico de lo que sería el área de atención para niños quemados en el Hospital de la Niñez Oaxaqueña

Inversión a la basura

  • El área tuvo una inversión de más de 17 millones de pesos
  • Contaba con equipo de quirófano, luz ultravioleta y camas para el manejo de menores con quemaduras

 

En una bodega se convirtió el área de atención para niños quemados que inauguró el expresidente de la República Felipe Calderón en febrero de 2011, como parte de la Unidad de Alta Especialidad Pediátrica del Hospital de la Niñez Oaxaqueña (HNO).

Durante su visita a la entidad oaxaqueña, el expresidente mostró la importancia de esta Unidad y su área de atención para niños quemados, el cual se quedó sin operar por supuesta falta de recursos de los gobiernos de Gabino Cué y Alejandro Murat Hinojosa.

Cada vez que niñas y niños del estado sufren quemaduras en diferentes grados, personal del nosocomio lamenta que el Hospital de la Niñez no pueda poner en marcha esta área que había sido habilitado con equipo de alta tecnología, pero del que se desconoce su destino.

Además de contar con equipo de quirófano, luz ultravioleta y camas para el manejo de menores con quemaduras, entre otros aparatos, el área fue desmantelada y se convirtió en una bodega, sin conocer a la fecha qué pasó con todo el equipamiento que ya se tenía.

De acuerdo con las autoridades de salud de ese año, el inmueble tuvo una inversión de más de 17 millones de pesos y pretendía atender sobre todo a los menores con quemaduras de primer y segundo grado.

Se dio a conocer que el área de atención a niños quemados no podría ponerse en marcha, no solo por la falta de recursos para su operación, sino para la contratación de médicos especialistas, enfermeras y otro tipo de perfiles.

En Oaxaca, la mayoría de los niños y niñas que presentan quemaduras son trasladados al Hospital Shriners en Galveston, Texas, con apoyo de la Fundación Michou y Mau, sobre todo como consecuencia del contacto con agua o aceite hirviendo.

La Fundación Michou y Mau “se constituye en 1998 como una institución de asistencia privada, que busca recursos para que se brinde una atención médica oportuna a los niños mexicanos con quemaduras severas”.


 

Relacionadas: