Ángel camina a la escuela entre calles empolvadas
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Ángel camina a la escuela entre calles empolvadas

Carecen del servicio de transporte que los lleve a la puerta del domicilio


Ángel camina a la escuela entre calles empolvadas | El Imparcial de Oaxaca
Fotos: Adrián Gaytán / Maestras y maestros, una labor titánica entre la pobreza y la pandemia

Ángel bajó corriendo la calle para llegar a su escuela, el plantel está rodeado por caminos de terracería cuya huella se manifiesta en el polvo que van alzando sus cortos pasos.

Emocionado, arriba a la puerta de la escuela primaria rural “Bicentenario” que se localiza en la colonia La Gotera, del municipio de Zaachila para compartir el día con sus compañeros de clase.

La zona donde se ubica el plantel se observa aún despoblada, con casas de lámina y algunos árboles que rodean las edificaciones y sirven de refugio cuando el sol pega a todo su esplendor, pero que también provoca un intenso frío al descender la temperatura.

El pequeño, en medio de la fresca mañana, se puso rápidamente una chamarra en casa para amortiguar el golpe del viento ligero que le hacía arrugar la piel por los 13 grados centígrados que marcaba el termómetro a las 8:00 horas.

La madre del pequeño lo sigue a corta distancia para llegar hasta esta escuela; aunque la zona es segura y las personas conocidas, decidió acompañar a Ángel.

Al faltar pocos segundos para la hora de entrada, el menor se encontró con Christopher y Alex, sus amigos del salón de lámina donde comparten diariamente sus lecciones, tareas y la clase.

Ángel tiene muchas ganas de estudiar y de ser profesionista, relató la madre, quien se dedica a actividades domésticas para dar sustento económico a su hijo quien podría ser un médico, abogado o arquitecto.

A lo lejos, en la carretera federal 175, transitan cientos de vehículos, entre taxis colectivos y mototaxis, pero Ángel que está a metros de distancia hacia dentro, debe caminar cuando quiere salir de su colonia.

Y es que, al igual que las personas que habitan en esta demarcación, en el plantel carecen del servicio de transporte que los lleve a la puerta del domicilio.

Por eso, las y los menores que estudian en la escuela “Bicentenario” están acostumbrados a caminar y la clase de educación física les gusta mucho, coinciden las madres de familia que fueron entrevistadas por EL IMPARCIAL en el plantel.

Ahí en el patio de tierra, el profesor José Guadalupe iniciaba con la activación física de sus escolares para lo cual usaba una cuerda que intentaban brincar.

¿Cómo le hago profe?, gritaba una niña al ver que su docente se alejó de la entrada del salón.

Otras dos niñas, en el aula contigua, adornaban la puerta con motivos navideños; ellas estaban trepadas en tabiques sobre una silla para poner el adorno brilloso que daba cuenta de las próximas vacaciones y de las fiestas de fin de año, así como en cada salón, ya estaban pegadas las hojas con dibujos que tenían en mensaje de ”Feliz Navidad”.

 

Se divierten y hacen sus travesuras en pisos de tierra

 

Relacionadas: