De 36 mil casos violentos, solo “reeducan” a 296 agresores - El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

De 36 mil casos violentos, solo “reeducan” a 296 agresores

Exiguos resultados en programas de reeducación para hombres violentos


De 36 mil casos violentos, solo “reeducan” a 296 agresores | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Archivo El Imparcial / ilustrativa

En seis años Oaxaca acumula poco más de 36 mil denuncias por violencia familiar y más de 700 muertes violentas de mujeres, que contrasta con el reducido número de hombres generadores de violencia atendidos por el Poder Judicial en ese mismo periodo, de tan solo 296.

Mientras este organismo de impartición de justicia atendía y canalizaba a decenas de hombres violentos a instancias o programas de reeducación de 2016 a 2021, organizaciones sociales y otras instituciones notificaban miles de hechos violentos contra mujeres, de los cuales, cientos fueron asesinatos y feminicidios.

En 2016, el Poder Judicial del Estado de Oaxaca informó de la atención de 36 hombres generadores de violencia, mientras que en 2017, 2018, 2019, 2020 y 2021 los números fueron de 55, 45, 46, 57 y 57, respectivamente.

En ese mismo periodo, el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública daba cuenta de más de 6 mil casos de violencia familiar al año en promedio, donde en más del 98% de los casos el principal agresor era un hombre.

A esto se suman los 110 a 135 muertes violentas de mujeres anualmente, sin contar con los cientos de casos más de abuso y acoso sexual, así como violaciones y amenazas contra este sector de la población.

 

Aún hay resistencia por acudir a grupos reeducativos

La presidenta del Grupo de Estudios sobre la Mujer “Rosario Castellanos” (GESMujer), Angélica Ayala Ortiz, destacó la importancia de avanzar hacia relaciones igualitarias entre mujeres y hombres, visibilizando que las conductas misóginas, machistas y discriminatorias obstaculizan el pleno desarrollo de ambos.

Un aspecto central que nos afecta como sociedad es la violencia de género y hacia las mujeres. Por ello es necesario impulsar campañas que desnaturalicen la violencia como una forma de expresar la masculinidad, los hombres no son violentos por naturaleza, en tanto pueden aprender comportamientos no violentos, hacia sí mismos, hacia otros hombres y por supuesto hacia las mujeres. Son estrategias de prevención enfocadas hacia los niños y los hombres”.

Destacó que el enfoque reeducativo, implica que ante conductas violentas ya expresadas por parte de los hombres, se impulsen programas en los cuales los hombres puedan aprender a reconocer sus emociones, a mirar sus historias de vida y darse cuenta cómo también les ha afectado la violencia. “Estas iniciativas son útiles para prevenir que los agresores incrementen los niveles de violencia en contra de las mujeres, sin embargo, aún existen fuertes resistencias por parte de los hombres para acudir a los grupos re educativos”.


 

Relacionadas: