Sorprende el verdadero sismo luego del simulacro - El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Sorprende el verdadero sismo luego del simulacro

La alerta sísmica generó confusión entre algunos habitantes de la capital oaxaqueña al preguntarse si se trataba de otra prueba o de un verdadero sismo


Sorprende el verdadero sismo luego del simulacro | El Imparcial de Oaxaca
El sismo sorprendió a la gente apenas minutos después del megasimulacro del 19 de septiembre

El sonido de la alerta sísmica, casi una hora después del simulacro programado a las 12:15 horas, generó confusión entre algunos habitantes de la capital oaxaqueña al preguntarse si se trataba de otra prueba o de un verdadero sismo.

Joana, que atendía su puesto de tortillas, dejó a un lado la masa por algunos segundos mientras uno de sus clientes hacía una pausa al comer, como si intentara salir de dudas de aquel sonido que ya había escuchado una hora antes.

“¿Es de verdad o es otro simulacro?”, expresó la vendedora de tortillas, mientras el cliente se incorporó rápidamente de su asiento cuando vio que en la casa de enfrente una familia ya había salido a la acera.

“Creo que ni se sintió, pero, ¿sí fue de verdad?”, cuestionó de nuevo Joana, quien buscó rápidamente su celular para salir de dudas y corroborar que sí se trató de un sismo apenas perceptible en la entidad oaxaqueña.

Minutos después, por la carretera federal 190, a la altura de la agencia de Santa Rosa Panzacola, Joana alcanzó a notar el paso apresurado de madres y padres de familia rumbo a los centros escolares de la zona, pese a que todavía no era horario de salida.

“Más fue el miedo”, dijo la joven mujer con larga trenza frente al comal, mientras una persona de la tercera edad preguntaba a otros si habían sentido el temblor porque ella no escuchó ni sintió nada.

Otro vecino de la zona se acercó al local para encargar 20 pesos de tortilla con una sonrisa en el rostro, luego de que se le olvidara el dinero por salir corriendo tras el sismo.

“Por si las dudas yo sí salí luego, luego. Tanto que se me olvidó el dinero para apartar mis tortillas”, justificó el hombre, al pedir que le fiaran en ese momento y después reponerlo en la próxima compra.


 

Relacionadas: