Mujeres indígenas, entre la marginación y discriminación - El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Mujeres indígenas, entre la marginación y discriminación

En el estado, más de 3 millones 700 mil mujeres son hablantes de alguna lengua originaria


Mujeres indígenas, entre la marginación y discriminación | El Imparcial de Oaxaca
Fotos: Adrián Gaytán / Padecen marginación y discriminación en la ciudad

La discriminación, la marginación, la falta de acceso a todos los servicios básicos y de oportunidades son los principales problemas a los que se enfrentan las mujeres indígenas en la ciudad de Oaxaca. En esta ciudad de poco más de 270 mil habitantes (INEGI, 2020), 12 mil 36 son mujeres hablantes de alguna lengua originaria, aunque el número de quienes se auto adscriben como parte o con raíces indígenas pueden ser más.

En el país hay 7 millones 364 mil 645 personas de 3 años y más hablantes de lengua indígena. De ellas, 3 millones 581 mil 98 son hombres y 3 millones 783 mil 447 son mujeres. En el estado de Oaxaca, la población hablante de alguna lengua originaria es de un millón 221 mil 555; 575 mil 144 de estas personas son hombres y 646 mil 411, mujeres.

Para la capital oaxaqueña, urbe caracterizada por ser punto de llegada de quienes emigran de sus comunidades en busca de oportunidades o incluso son parte de un desplazamiento forzado, la población de 3 años y más hablante de una lengua indígena está conformada por 21 mil 551 personas.

Esto, explica la autoridad municipal, representa el 8.33 por ciento del total de la población. Pero entre estos hablantes, 12 mil 36 son mujeres y 9 mil 515 son hombres.

 

Mujeres indígenas triquis, sobreviven con la venta de artesanías a los turistas

 

Sin embargo, “los problemas más comunes a los que se enfrenta la población proveniente de pueblos originarios son la discriminación, la falta de acceso a oportunidades, sobre todo en la población sin instrucción académica, falta de instrumentos para el acceso a la justicia, dificultades para acceder a los servicios de salud, precariedad laboral, falta de transporte, etcétera”, reconoce la autoridad en su Plan Municipal de Desarrollo.

Sin oportunidades educativas o laborales, esas son las circunstancias que vive gran parte de las mujeres indígenas en esta capital. De otras partes del estado o de entidades vecinas, varias viven su día a día vendiendo artesanías, trabajando en la vía y los espacios públicos. Muchas radican en agencias y zonas de la ciudad sin vías pavimentadas o servicios básicos.

A pesar de que el municipio de Oaxaca de Juárez tiene una población principalmente urbana también cuenta con localidades pequeñas, en una proporción mínima, donde reside una parte de población en condiciones de vida rural”, explica la autoridad sobre una población que “proviene en la mayoría de los casos de comunidades indígenas”, y que termina “asentándose en predios que no cuentan con los servicios básicos, sin equipamiento urbano y formando parte del crecimiento urbano desordenado, motivo por el que estas localidades se clasifican en algún nivel de marginación”.


 

Relacionadas: