La familia de Los Tamayo;doña Anita, la más longeva - El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

La familia de Los Tamayo;doña Anita, la más longeva

 Con 102 años de edad, Anita ha vivido los últimos años en la Casa Hogar, donde 27 residentes han resistido la pandemia


La familia de Los Tamayo;doña Anita, la más longeva | El Imparcial de Oaxaca

Por circunstancias diversas, 28 adultas y adultos mayores han conformado una familia en la Casa Hogar para Ancianos Los Tamayo. Esa familia, como la describe Octavio Corres Castillo, director de la casa hogar para ancianos, habita en el inmueble que el matrimonio de Olga y Rufino Tamayo donó para este fin a Oaxaca. Y que abrió en abril de 1991.

Doña Anita es la residente más longeva de esta casa hogar, con 102 años edad. Como ella, don Lucio acumula ya 100 años. Ambos, dice el director del sitio, están lúcidos y conviven con sus compañeros. La mayoría carece de familia que los cuide, son personas adultas que no se casaron o que se casaron, pero no tuvieron hijos. 

“Solo unos cuantos tienen familias, pero que no están al cuidado de ellas por circunstancias varias”, explica Corres. Anita es una adulta mayor que no tuvo descendencia, pero que por voluntad vive en esta casa hogar. 

“Lo peculiar de la casa hogar es que solo ingresa el adulto mayor que desee, voluntariamente, ingresar. Y que cumpla con los requisitos para ser objeto de asistencia social”, apunta.

En esta casa hogar que depende del DIF nacional, que cubre todos los gastos, son 28 las y los residentes. Durante una semana, empleados y adultos mayores celebran con diversas actividades el Día de los abuelos, que se conmemora cada 28 de agosto. 

Si bien no todos tienen nietos, se les contempla como abuelos, como personas que al alcanzar ciertas edades acumulan experiencias, virtudes y defectos.

“Es una bendición tener a nuestros residentes”, apunta Corres sobre personas como Anita o Lucio, de 102 y 100 años, respectivamente, pero también sobre quienes tienen 74 años, la edad mínima de esta familia.

Hasta 2020, el Censo de Población y Vivienda del INEGI registraba que en Oaxaca había 1 mil 116 personas de 100 años y más.

 

La pandemia y el aislamiento, pero sin muertes

Todos los residentes tienen cuatro dosis de las vacunas contra Covid-19. Aun con las diversas olas de Covid-19 o la falta de vacunas en los inicios de la pandemia, no hubo ningún deceso, aunque sí algunos contagios, cuenta Corres.

“Muchos fueron asintomáticos. Nosotros sabemos que tuvieron la enfermedad porque les tomamos la prueba”.

La capacidad de la casa es para 60 residentes, pero con la pandemia se han ampliado las restricciones para evitar contagios. “Por eso no hubo muchos ingresos”, explica Corres Castillo. Sin embargo, aclara que en otros momentos las cifras han sido de 35 e incluso alcanzado la capacidad máxima.

Incluso, hasta antes de la contingencia, muchos de los que pueden valerse por sí mismos salían para estudiar o pasar varios días con sus familias. Pero por la pandemia, las salidas se han suspendido o restringido el contacto con la familia y amigos de quienes los tienen.

Además de casa hogar, este espacio ofrece actividades en su modalidad de casa de día, a la que asisten personas adultas mayores que tienen su hogar e hijos, pero suelen quedarse solas. “Para evitar eso, pueden venir”. Por ahora, este programa ya se retomó, pero aún no han acudido usuarios.


 

Relacionadas: