Oaxaca, con el tercer peor ingreso para trabajadores - El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Oaxaca, con el tercer peor ingreso para trabajadores

Ingresos por debajo de la media nacional, al igual que Guerrero y Chiapas


Oaxaca, con el tercer peor ingreso para trabajadores | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Archivo / ilustrativa

El estado de Oaxaca se ubica en los últimos sitios del país en cuanto a indicadores de gobierno eficiente, mercado de factores e innovación, de acuerdo con el Índice de Competitividad Estatal (ICE) 2022 efectuado por el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco).

Con base en el análisis del organismo de la sociedad civil la Ciudad de México ocupa el primer lugar, mientras que Guerrero permanece como la entidad menos competitiva desde el ICE 2010, con competitividad baja y en ese mismo nivel se encuentra Zacatecas, Michoacán, Chiapas y Oaxaca.

En el rubro de sistema de derecho confiable y objetivo, la entidad se ubicó en el lugar número 15, en el cual se mide la tasa de homicidios, secuestros, robo de vehículos, incidencia delictiva con un costo del delito de 2 mil 048 pesos por ciudadano.

No obstante, uno de los indicadores marcados en rojo para el estado por parte del ICE 2022 es gobiernos eficientes y eficaces, dado que en ingresos propios e indicador subnacional de mejora regulatoria, Oaxaca se encuentra al final del ranking.

Para el rubro de informalidad laboral, Oaxaca se posicionó en el último sitio del país, debido a que el 81% de la población ocupada se encuentra dicha condición de precariedad laboral, ubicando a la entidad en el sótano (32).

A su vez, en el factor brecha salarial de género se tiene un 24.02% entre hombres y mujeres, estableciendo a Oaxaca en el lugar número 32 de la tabla nacional, aunado a que en grado de escolaridad se tienen 7.7 años (primero de secundaria).

Pero sumado a ello, el Imco destaca que la desigualdad salarial en la entidad es mayor que en el resto del país; además de que un 5% de personas cuentan con ingresos por debajo de la línea de bienestar.

Aquí, la brecha de ingresos laborales entre hombres y mujeres fue de 15%, es decir, mientras un hombre recibe 100 pesos por su trabajo, una mujer recibe 85, en los estados menos competitivos, como Tlaxcala y Oaxaca, la brecha es mayor, de 21% y 24%, respectivamente.

Añade que entidades como Baja California Sur y Nuevo León tienen mayores ingresos laborales, con 13,141 y 11,125 pesos mensuales respectivamente, en contraste, en Oaxaca y Chiapas los ingresos laborales son 6,071 y 4,912 pesos mensuales, respectivamente.

El estudio explica que las entidades más competitivas atraen más talento e inversión y ofrecen mejores condiciones laborales, es decir, un estado competitivo genera las condiciones necesarias para elevar la calidad de vida de los trabajadores.

El promedio de los ingresos laborales de Baja California Sur, Nuevo León y Baja California, es superior a los 10,500 pesos mensuales, mientras que en Tlaxcala, Oaxaca y Chiapas es menor a 6,250 pesos mensuales.

En informalidad, seis de cada diez trabajadores se encuentran en la informalidad a nivel nacional. En Baja California Sur, Coahuila y Nuevo León es de poco menos de cuatro, y en Chiapas, Oaxaca y Guerrero es cercana a ocho de cada diez.

En la Ciudad de México, Nuevo León y Baja California Sur, la población mayor de 25 años que cuenta con educación rebasa el 30%. Por su parte, en Zacatecas, Guanajuato, Hidalgo, Chiapas, Guerrero y Oaxaca esta cifra no alcanza el 20%.

Por lo cual, el Imco propone identificar las raíces de la informalidad en la región, ya sea la prevalencia de empresas informales o el incumplimiento de los derechos laborales por parte de empresas que sí cumplen con otras responsabilidades fiscales.

Así como adoptar prácticas para atraer el talento de más mujeres, tanto en el sector público como el privado, a través de políticas internas de integración vida-trabajo, igualdad laboral y no discriminación.

Pero también, reformar el sistema de seguridad social para reducir los costos que las empresas enfrentan al formalizar a sus empleados y cumplir con obligaciones fiscales.

Y generar un entorno de negocios con condiciones propicias para la inversión en el país, tanto nacional como internacional, mediante el cumplimiento del estado de derecho y la estabilidad económica.


 

Relacionadas: