Ante la violencia, Arzobispo pide orar por la paz y justicia - El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Ante la violencia, Arzobispo pide orar por la paz y justicia

La CEM y la Iglesia Mexicana vivimos unos días de profunda oración, señala


Ante la violencia, Arzobispo pide orar por la paz y justicia | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Adrián Gaytán / El Arzobispo Pedro Vázquez Villalobos, bendiciendo a los fieles católicos en Catedral

Derivado de la violencia generalizada que se vive en el país, el Arzobispo de Antequera Oaxaca, Pedro Vázquez Villalobos, reiteró su llamado a la paz social y cultivar en los corazones de la sociedad principios humanos y cristianos.

La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) y toda la Iglesia Mexicana vivimos unos días de profunda oración, de acudir a Dios y de pedirle que nos llene de paz, que nos conceda la paz que tanto necesitan nuestras ciudades y pueblos y a todos nos toca trabajar por la paz, empezando por una paz personal, en esa relación con Dios y en esa relación con nuestros hermanos, seamos personas que razonan, que piensa, que saben dialogar porque a veces se pierde la paz porque no hemos aprendido a dialogar”.

Al encabezar la homilía dominical, el Arzobispo invitó a las y los feligreses corregir los actos de rebeldía desde los hogares, desde donde se “tiene que cultivar en nosotros los principios muy humanos y muy cristianos y no queramos sentirnos nosotros dueños, amos y señores del mundo y de los demás”.

No creamos que nosotros somos los poderosos y que aquí se hace lo que yo diga y lo que yo mande. No endurezcamos el corazón, no perdamos esos sentimientos de humildad. A consecuencia de haber perdido esos sentimientos, los hombres y las mujeres han levantado su mano y se han convertido en criminales, en asesinos de su hermano, de un hijo de Dios y qué triste que este asesino también sea hijo de Dios. Nuestro país llora la sangre de tantos inocentes que han muerto porque se ha levantado la mano de alguien que no es capaz de vivir en paz y que se siente dueño del otro”.

Por el ello, Vázquez Villalobos dijo que hoy, “nuestra Iglesia de México nos dice que oremos por esos hombres y por esas mujeres que han endurecido el corazón y que se han convertido en asesinos, que oremos por ellos. Yo sé que el dolor de muchos padres que tienen hijos que andan en esa vida, en ese mundo, sé que lloran, sé que claman a Dios, sé que le dicen a Dios con lágrimas en sus ojos: Señor, convierte a mi hijo, conviértelo en un humano, se ha vuelto inhumano, no le tiembla la mano para levantar y tronar el gatillo y matar. Sé que padres de familia sufren porque saben que un hijo es un asesino y se esconden, sufren. Usted también ore, usted también pida. Pidamos, pidamos a Dios por ellos”.

No estamos libres de que pase algo en nuestra casa o cercanos a nosotros, pero sí tenemos que pedir. Junto con pedir la paz no te olvides de todos los que andan asesinando, quitando la vida, no nos olvidemos, no para llenarnos de odio y rencor, no para que crezcan en nosotros los sentimientos de venganza, ¡no!… para pedir a Dios, toca el corazón, tócalo para que mi hermano enderece sus pasos, mi hermano se corrija y pidamos también para que nuestras autoridades apliquen la justicia, porque no queremos que se mate a los asesinos, no, que se haga justicia, que los que han cometido delitos paguen por sus delitos… eso es lo que pedimos, no pedimos otra cosa, sólo justicia”, exclamó el Arzobispo.

Por otra parte, en el marco de las festividades que se celebran en el mes de julio en la ciudad de Oaxaca, pidió que en este ambiente de oración y fiesta, “abrir nuestro corazón y hacer que esa Palabra Divina toque nuestro interior y nos diga que si vamos bien en la vida, pues sigamos creciendo y siendo mejores. Si tenemos algo qué corregir, con humildad de corazón reconozcámoslo y corrijámoslo”.

 


 

Relacionadas: