Desvío de recursos y deudas, herencia de Jarquín a Neri | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Desvío de recursos y deudas, herencia de Jarquín a Neri

Será el próximo martes cuando el presidente municipal de Oaxaca de Juárez, informe sobre estado en el que se recibió la administración y su gestión


Desvío de recursos y deudas, herencia de Jarquín a Neri | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Adrián Gaytán / El presidente municipal, Francisco Martínez Neri, detecta más anomalías de la pasada administración de Oswaldo García Jarquín

Desvío de recursos públicos, más de 160 basificaciones en la plantilla municipal, una deuda de casi 400 millones de pesos (aunque por ahora están reconocidos 104), además de convenios que el actual ayuntamiento de Oaxaca de Juárez desconoce, son parte de la herencia del gobierno de Oswaldo García Jarquín al de Francisco Martínez Neri.

El actual presidente municipal de Oaxaca de Juárez respondió que será el próximo martes cuando rinda su informe sobre cómo recibió la administración. Aunque negó que a la fecha haya denuncia alguna sobre las irregularidades detectadas, no descartó que éstas se inicien tanto en la contraloría interna como en otras instancias que determinen el Órgano Superior de Fiscalización del Estado (OSFE) de Oaxaca y la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Necesitábamos integrar muy bien la información para que con esas bases, ahora sí, está nuestra contraloría. Aparte de que estamos compartiendo información con las auditorías que se están haciendo por parte de la OSFE y de la ASF”.

Estas últimas instancias mantienen revisiones al ayuntamiento del primer gobierno de Morena en la ciudad, que encabezó García Jarquín.

Hay cosas indebidas que se hicieron: tomar recursos, por ejemplo de obra, para pagar nómina. Para hablar de un tema nada más. Y evidentemente eso tiene sus consecuencias, y quien haya tomado esas decisiones tiene que asumirlas”, adelantó el segundo edil emanado de Morena sobre el informe que dará el martes.

Al señalar que imposibilitado para decir nombres de quienes incurrieron en actos como éstos, explicó que “serán las autoridades quienes identifiquen” a la o las personas responsables de actos como éste. “Tengo que ser muy cuidadoso porque no puedo señalar ni nombres, cosas, que al rato puedan entorpecer alguna investigación”.

 

Cientos de millones en deudas

En lo que va de su gestión, Martínez Neri ha adelantado que se estima una deuda heredada de entre 300 y 400 millones de pesos, pero explicó que parte de los primeros hallazgos de la auditoría interna es una deuda de 104 millones de pesos, según el estado de situación financiera del municipio.

Pero hay más que no está reconocida y de eso voy a informar. De todas maneras, los 104 es algo inusitado”, apuntó el concejal. “He visto informes de entrega en donde se deben 20 millones, 40 millones, alguien se escandalizó porque una vez fue de 60. Hoy en el estado financiero hay 104”, agregó Martínez Neri.

Aunque la auditoría interna se ha enfocado principalmente en la gestión de su antecesor (Oswaldo García Jarquín), Martínez Neri refirió que hay otras deudas “de menor cuantía” que se han acumulado en al menos tres trienios previos al suyo. Antes de García Jarquín, fungieron como presidentes de la ciudad: José Antonio Hernández Fraguas, Javier Villacaña Jiménez y Luis Ugartechea.

Del gobierno de Fraguas, una de las deudas heredadas es 1.5 millones de pesos no ejercidos por el Instituto Municipal de la Mujer, y por lo cual deben devolverse a la Federación.

Sobre el pago de más de 30 millones de pesos que reclama el grupo gasolinero Rodríguez Marrón, y por el cual está demandado el ayuntamiento, el edil subrayó que no se puede reconocer algo que tiene irregularidades y que tendría que resolverse en “otro ambiente, no en el estrictamente municipal”.

A unos días de aprobarse el Plan Municipal de Desarrollo 2022-2024, y en el que se señalan problemas heredados como las 161 bases laborales, reconoció que será difícil eliminarlas.

Cuando algo se concede difícilmente se puede retirar, pero vamos a evitar en lo futuro una situación de esa naturaleza porque toda basificación implica un compromiso económico que no tenemos”, expuso, al tiempo de señalar que hay “personal suficiente”.

Además de explicar que aunque ya se cuenta con la posibilidad de adquirir un préstamo de 80 millones de pesos, aún no se hace. “Estamos aguantando”, subrayó sobre la crisis económica que persiste en el municipio, y a la que se suman problemas como la falta de equipo para la policía municipal.


 

Relacionadas: