Abril, el mes más caro en 22 años; inflación de 9.27% | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Abril, el mes más caro en 22 años; inflación de 9.27%

Se cumple un año de carestía galopante que ha transitado del 5% al 9% con registros intermedios de 7 y 8%


Abril, el mes más caro en 22 años; inflación de 9.27% | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Adrián Gaytán / El aumento de precios en frutas y verduras, pega en los bolsillos de los oaxaqueños
Oaxaca rompe techo de 9% de inflación
Febrero 2020 9.76 %
Marzo 2020 9.19 %
marzo 2022 9.24 %
Abril 2022 9.27 %
Fuente: Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC)

 

Con una inflación anualizada de 9.27% para abril de 2022, Oaxaca reporta la cifra más alta de carestía en 22 años y un mes dado que, en la segunda quincena de febrero del año 2000 los precios de la canasta básica reportaron un incremento de 9.48%, de acuerdo a la estadística histórica del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) difundido esta semana.

La cifra más alta reportada por el Instituto Nacional Estadística y Geografía (INEGI) para la ciudad de Oaxaca  desde que esa institución lleva el registro es diciembre de 1995, con 47.49% de inflación. El país estaba saliendo de una mayúscula crisis económica resultado del famoso “error de diciembre” de 1994 que llevó a la pérdida del poder adquisitivo de los mexicanos con alzas superiores al 150% a mediados de ese año.

Una revisión al banco de datos del INPC consultados por EL IMPARCIAL, permite inferir fácilmente que los oaxaqueños llevamos dos años con una silenciosa escalada de precios dado que en febrero de hace dos años se rebasó el 4% de inflación anual y desde entonces la variable económica no ha cedidos y ha ido escalando de manera paulatina.

De acuerdo con el Banco de México y especialistas del INEGI delegación Oaxaca, el ideal como meta inflacionaria para el banco central es una inflación de 3% anual, que permite mantener el poder adquisitivo de la población y manejar el sube y baja de los precios al consumidor.

El gobierno de la 4T ha presumido un incremento histórico de 22% al minisalario para este 2022, dejando en 172 pesos 87 centavos que, en términos reales, no alcanza ya ni para adquirir un kilo de tasajo, que supera sencillamente los 200 pesos, de acuerdo con un recorrido realizado la más reciente semana por periodistas de EL IMPACIAL por mercados públicos y tiendas departamentales.

El mes de marzo de 2021 apenas dio una probadita de lo que vendría para los oaxaqueños dado que la primera quincena los precios brincaron a 4.9% en por lo menos dos años pero, a la siguiente quincena, el indicador se situó en 5.9% para abrir ya en 6% hace un año, en abril de 2021; se cumplía una año de la pandemia.

El techo de 7% se rompió en agosto de 2021 y se mantuvo durante los siguientes tres meses, pero en noviembre del año pasado se llegó ya a más del 8%. Incluso, el comportamiento de los precios en Oaxaca ha quedado muy por arriba de la inflación acumulada en el resto del país.

Apenas el fin de semana EL IMPARCIAL reportaba que la zona metropolitana de la ciudad de Oaxaca es ya la séptima ciudad más cara del país de entre las 55 urbes consideradas por el INEGI para conformar el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC); la zona metropolitana de Tehuantepec ocupa el lugar 11.

De hecho, tenemos ya un semestre con crecimiento anualizado superior al 8% en los precios y desde mayor el registro es superior al 9%. Ya la última quincena de febrero, con 8.9%, se arañaba ese registro. El gobierno podría atribuir a factores externos, como la invasión de Rusia a Ucrania, que hizo repuntar los básicos como trigo o cereales y energéticos como el gas, además de encarecer la cadena de suministros; sin embargo, México como país y Oaxaca, como entidad y ciudad, ya mostraban un impulso alcista en sus precios desde julio de 2020, con una ligera tregua en noviembre de 2020 que se retornó al rango de 3% pero que se aceleró desde abril de 2021.


 

Relacionadas: