Escolares de Oaxaca, en la indefensión ante sismos
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Escolares de Oaxaca, en la indefensión ante sismos

Las escuelas públicas y privadas de la entidad carecen de instalaciones adecuadas y cultura de protección civil, lo cual incrementa el riesgo de ante un desastre natural; lo ocurrido en el colegio Enrique Rébsamen prende la alerta

Escolares de Oaxaca, en la indefensión ante sismos | El Imparcial de Oaxaca

El conflicto magisterial, la apatía institucional y la falta de infraestructura adecuada para operar como centros educativos, son algunos de los factores que provocan que las escuelas públicas y privadas no cuenten con una cultura de la protección civil.

Tal como lo establecen las normas oficiales, el Instituto a Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), cuenta con un área de Protección Civil y Emergencia Escolar, sin embargo, se volvió inoperante porque a los trabajadores que el departamento no les permiten ingresar en a la mayoría de las escuelas por el conflicto magisterial que prevalece en la entidad.

De acuerdo a un reporte emitido por el IEEPO en 2016, de las más de 11 mil escuelas públicas de nivel básico que funcionan en Oaxaca, solamente 2 mil 500 cuentan con un Plan Interno de Protección Civil.

En esta misma situación se encuentran la mayoría de las escuelas privadas que se localizan en las diferentes regiones de la entidad, aunque estas no dependen de las autoridades, obligatoriamente deben acatar las normas en materia de protección civil, sin embargo, a raíz de los sismos que se han registrado en los últimos días, estas no implementan programas de prevención para sus estudiantes y personal académico.

En este sentido los reclamos de los padres de familia van en aumento, pues al no contar con planes internos de protección civil, muchas escuelas reiniciaron hoy sus actividades académicas sin haber realizado una inspección en las instalaciones.

El último censo del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) en escuelas públicas, reveló que en la entidad hay inmuebles compartidos: 5 mil 762 cuentan con construcción propia, 717 son compartidos por dos escuelas, 89 por tres instituciones de enseñanza y tres edificaciones son ocupadas por cuatro escuelas o más.

De las más de 6 mil escuelas públicas censadas, 4 mil 515 fueron construidas con fines educativos, mil 755 inmuebles fueron adaptados para escuelas y 244 cuentan con materiales ligeros.

Esta realidad también se vive en las más 400 instituciones privadas que operan en Oaxaca, muchas de ellas fueron construidas como casa habitación y con la creciente demanda de la ciudadanía por el conflicto magisterial que estalló desde 2006, varios inmuebles fueron adaptados para funcionar como escuelas pero su infraestructura es antigua.

Omiten lineamientos

Las escuelas que no cuentan con su plan interno de protección civil omiten los lineamientos marcados por el Sistema Estatal de Protección Civil, el cual contempla tres planes para su correcta aplicación que son; operativo para la implementación de los Comités de Seguridad y Emergencia Escolar, de contingencias y de continuidad de operaciones.

Con las acciones contenidas en cada uno de estos se busca la reducción de riesgos en el interior de cada uno de los inmuebles instalaciones fijas y móviles, así como salvaguardar la integridad física de los alumnos, trabajadores y de las personas que visitan dichas instalaciones, así como los bienes e información vital, ante la ocurrencia de un evento adverso de origen natural o humano.

Plan interno de protección civil

Las pocas escuelas que cumplen con su plan interno de protección civil tienen más probabilidades de evitar o mitigar los efectos destructivos de un sismo, lluvia torrencial e incendio, ya que los eventos adversos de origen natural no se pueden evitar, pero los especialistas destacan que a través de la prevención se puede reducir sus efectos, no así los provocados por los hombres (incendios), los cuales en muchas ocasiones surgen por la imprudencia de la misma ciudadanía.

Debido a los acontecimientos como inundaciones y sismos que han afectado a las escuelas, las autoridades recomiendan a los directivos de las instituciones y a los mismos padres de familia, acudir con las dependencias encargadas de establecer los planes internos de protección civil como el IEEPO, gobiernos municipal o estatal.

En cualquiera de estas dependencias a los directivos de las instituciones se les puede proporcionar una guía para la implementación de este plan interno, mismo que consta de una serie de requisitos como la presentación del croquis de la escuela, esto para ubicar los puntos más seguros en caso de una emergencia y que los padres de familia conozcan todas las áreas de la infraestructura de los edificios.

Escuelas afectadas

La Secretaría de Educación Pública (SEP), informó que los sismos del 7 y 19 de septiembre, han dañado 2 mil 845 centros escolares, de los cuales mil 620 se ubican en Chiapas y mil 225 en Oaxaca.

El regreso a clases

La SEP estableció varios pasos para el regreso a clases en las entidades federativas afectadas por el sismo, a fin de garantizar la seguridad de las comunidades escolares.

Reiteró que toda reanudación de actividades escolares dependerá de garantizar plenamente la seguridad y tranquilidad de alumnos, docentes y trabajadores administrativos en sus respectivos centros de trabajo.

En Chiapas y en Oaxaca continuará el proceso de reconstrucción de las escuelas a raíz del sismo del 7 de septiembre y se incluirán los planteles afectados por el sismo del 19 de septiembre.

Conforme a la normatividad aplicable, las autoridades educativas locales tienen la responsabilidad de revisar los planteles y garantizar la seguridad de sus instalaciones para reiniciar las clases.

En todos los casos, deberán informar a la SEP conforme avancen en este proceso para poder incluir las escuelas que estén en condiciones de reanudar labores en el listado que la Secretaría publicará diariamente a las 17:00 horas.

Al igual que en Chiapas y Oaxaca, contarán con el apoyo del Gobierno Federal para avanzar en la revisión de daños, así como en la reconstrucción de los planteles afectados y en la reubicación de sus alumnos.

 

Relacionadas: