Achaca SSPO inseguridad al “efecto cucaracha” | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Achaca SSPO inseguridad al “efecto cucaracha”

Identifican zonas de alta incidencia delictiva como Oaxaca, Xoxocotlán, Salina Cruz y Juchitán


Achaca SSPO inseguridad al “efecto cucaracha” | El Imparcial de Oaxaca

Las regiones de la Costa, Istmo y Cuenca presentan alzas en los índices delictivos, productos del efecto “cucaracha” con estados vecinos, admitió ayer la encargada de despacho de la secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca, Dalia Baños Noyola.

En entrevista sostiene que se tienen en el estado zonas de alertamiento en donde se pone mayor atención por parte, no solo de la Policía Estatal, sino también de la Guardia Nacional, Marina y Ejército Mexicano.

Algunos de los delitos que sean incrementado en el estado de Oaxaca son: homicidio doloso, robo a transeúnte, robo a casa habitación, robo de vehículo y la violencia familiar.

De acuerdo a un análisis de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), los municipios de Oaxaca de Juárez, Juchitán de Zaragoza, Santa Cruz Xoxocotlán y Salina Cruz, cerraron el año como las zonas con mayor índice delictivo del estado.

En la medición de la organización Semáforo Delictivo, el delito de feminicidio permanece en color rojo, mientras que en amarillo, violencia intrafamiliar, violación y robo a vehículo.

La funcionaria estatal externó que la situación en el Istmo de Tehuantepec es similar a lo que ocurre en otras zonas con límites territoriales con otras entidades federativas, como la Costa y la Cuenca.

“Hay organizaciones delincuenciales que se han metido a territorio estatal a cometer los delitos y están operando, por eso se ha reforzado la seguridad de forma conjunta, estado, federación y municipios”, anotó.

Baños Noyola admitió que (el efecto cucaracha) si les pega a los municipios cercanos a Guerrero, Veracruz y Chiapas, “han ocurrido hechos que no podemos dejar de lado, una inseguridad que nos demanda redoblar esfuerzos”.

La encargada de despacho sostuvo que la lucha contra la delincuencia se basa en una estrategia de prevención del delito con un estado de fuerza cercano a los seis mil elementos.

Añadió que las carencias tanto en elementos como en equipo y unidades de motor no es algo que se pueda ocultar, de donde redoblan esfuerzos para maximizar esfuerzos y dar mejores resultados a la ciudadanía.

“No solo damos seguridad y vigilancia a la sociedad en las calles, también nuestros elementos efectúan cerca de 70 traslados de personas privadas de la libertad diariamente y cobertura a pagadores de programas sociales del orden federal”, expuso.


 

Relacionadas: