Falta de amor y justicia ha dado paso a conflictos entre pueblos: arzobispo | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Falta de amor y justicia ha dado paso a conflictos entre pueblos: arzobispo

Exhortó a hacer las cosas “extraordinariamente bien” y a vivir el amor en lugar de dañar a los otros


Falta de amor y justicia  ha dado paso a conflictos  entre pueblos: arzobispo | El Imparcial de Oaxaca

El arzobispo de Antequera Oaxaca, Pedro Vázquez Villalobos, señaló que la falta de amor ha dado pie a agresiones y dolor en los pueblos de Oaxaca, varios de los cuales han sufrido por muertes a causa de conflictos por los territorios. Este domingo, durante la homilía de mediodía en la Catedral Metropolitana de Oaxaca, monseñor exhortó a vivir el amor y practicar ese sentimiento hacia los otros en lugar de buscar la confrontación y causar daño.

“¿Por qué nos causamos tanto daño, por qué dejamos que la envidia, los celos, rencores y deseos de venganza se aniden en nuestros corazones?”, preguntó Vázquez Villalobos ante la feligresía católica en la capital del estado.

Luego de recordar que a él han acudido habitantes de pueblos que han sufrido agresiones de otros para pedir su intervención, monseñor dijo que la ausencia de amor ha dado lugar al odio y agresiones.

“Se acercan a mí y me dicen, monseñor, haga algo por nosotros, usted puede, vaya y hable al pueblo vecino y hábleles al corazón porque estamos sufriendo, están invadiendo nuestros terrenos, nos están quitando lo que nos pertenece y ha habido muertes, asesinatos, y ya no queremos sufrir esto”.

Ante ello, el arzobispo de Antequera cuestionó “cuánto dolor hay en nuestros pueblos porque hemos dejado de amarnos”. ¿Qué ganamos con un pedazo de tierra y matando, humillando a otro pueblo que a veces no sabe cómo defenderse o habla una lengua distinta?

Asimismo, señaló que el pueblo está cansado de los engaños y mentiras de quienes tienen que hacer algo ante estas problemáticas.

¿Por qué nos dañamos tanto? Fue la crítica del jerarca al explicar que todos “somos hermanos”. Han faltado paz, justicia y Dios, respondió sobre lo que consideró causas del daño infringido a los demás, al pensarnos como superiores.

Por ello llamó a vivir el amor extraordinariamente y pedirle a Dios que permita la gracia de amar si se considera que no se cuenta con esa capacidad. Y pidamos que “no nos volvamos enemigos de los otros” para no dañarlos.

“A veces nos comportamos como enemigos de Dios al fallarle en el cumplimiento de sus mandatos”, apuntó.