A pesar del regaño presidencial, los más necesitados padecen por desabasto de medicinas | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

A pesar del regaño presidencial, los más necesitados padecen por desabasto de medicinas

Desfile de familiares de internados en el hospital Civil hacia las farmacias particulares para comprar fármacos


A pesar del regaño presidencial, los más necesitados padecen por desabasto de medicinas | El Imparcial de Oaxaca

La falta de medicamentos en varias unidades de salud se mantiene como una constante en la entidad oaxaqueña, pese a que el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, pidiera a los titulares del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) y Secretaría de Salud federal, resolver el problema de desabasto a la brevedad.

El suministro de medicamentos que debe realizar la federación para la atención gratuita y de calidad a quienes no tienen seguridad social, deja mucho que desear a pesar de las constantes promesas de ayudar a los más necesitados.

En el Hospital General “Dr. Aurelio Valdivieso”, por ejemplo, la mayoría de los familiares de los pacientes salen del nosocomio de manera constante para la compra de medicamentos, que el personal dice no tener.

Josué, de la colonia Volcanes, salió del Hospital con receta en mano, para acudir a la farmacia y comprar ketorolaco y ampicilina de 10 gramos y 500 miligramos, que el personal le pidió para su esposa que ingresó por labor de parto.

Los padres de Carina, de cinco años de edad, que ingresó hace dos días por supuesta apendicitis y que resultó con otro diagnóstico que los mismos no pudieron explicar, acudieron a la farmacia más cercana por un metamizol de 250 miligramos, que tampoco dijeron tener en el nosocomio.

“Mi hija ingresó ayer y le detectaron unas bolitas…como quistes”, explicó el padre de Carina, quien apenas tenía 100 pesos en la bolsa para la compra de lo que se pudiera requerir.

Del acceso principal del Hospital también salió la señora Teresa, quien acudió al inmueble para apoyar económicamente al esposo de su hija, luego de que se quedara sin dinero por la compra de varios medicamentos.

“Mi hija tuvo una cesárea y está aquí desde antier. Yo vine a apoyar a mi yerno aunque sea con unos pesos porque tampoco tengo mucho dinero. Él ha tenido que comprar varias medicinas y algunas les ha salido hasta en 260 pesos la caja”, dijo la mujer.

A unos pasos de ella también se encontraba sentada la señora Cristina, de 45 años de edad, mientras su esposo acudía a la farmacia para comprar vitaminas y hierro que le recetaron por una reducción en la hemoglobina.

“Me recetaron Autrin 600 y eso fue a comprar apenas. La verdad no sé cuánto nos vaya a salir, pero pues nos dijeron que ahorita no tienen muchos medicamentos”, expresó la mujer que recién fue operada por apendicitis.

A diferencia del Hospital civil, pacientes del Hospital “Presidente Juárez” del ISSSTE aseguraron que en este nosocomio no han tenido que esperar la entrega o comprar medicamentos.

“Afortunadamente nos entregan todos los medicamentos, por algo nos quitan parte de nuestro salario en el trabajo”, dijo una de las pacientes entre risas, quien por un problema de tiroides acudió al nosocomio.