Cierra la FILO su edición 41 | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Cierra la FILO su edición 41

Este domingo, una de las últimas actividades fue el conversatorio entre la escritora, académica, articulista y productora mexicana Gabriela Warkentin y Jorge Carrión, escritor español y crítico del New York Times.


Cierra la FILO su edición 41 | El Imparcial de Oaxaca

Con la posibilidad de una nueva edición híbrida para 2022, así fue presentada una de las últimas actividades de la Feria Internacional del Libro de Oaxaca (FILO). Guillermo QuijasCorzo, director de la editorial Almadía y exdirector de la feria, señaló que ha sido muy buena la respuesta hacia el programa.

“Estamos muy contentos por la respuesta que hemos tenido del público, muy contentos por la respuesta de todos los equipos de las distintas sedes que han albergado la FILO”, dijo Quijas sobre la que describió como una edición particular y especial.

En el conversatorio “Contarnos en el mundo postpandemia”, Quijas externó, a nombre de las y los organizadores, la felicidad por “poder regresar y hacer una feria híbrida con actividades presenciales y virtuales”.

Este domingo, una de las últimas actividades fue el conversatorio entre la escritora, académica, articulista y productora mexicana Gabriela Warkentin y Jorge Carrión, escritor español y crítico del New York Times.

Durante la reflexión, Carrión se refirió a que la pandemia generó un regreso a la lectura y, aun en tiempos adverso, la creación de nuevos proyectos editoriales. Esto a pesar de que, inicialmente, hizo que millones de personas se volcaran en las series y oferta de plataformas de video bajo demanda.

¿Qué ha pasado en tiempos pandémicos? Fue la pregunta lanzada por Warkentin, quien consideró que, aunque “hemos visto series, libros, películas que hablan de esto que vivimos en la pandemia, de encerrarnos, de reencontraos con nosotros mismos”, hay algo que todavía “nos falta una distancia crítica para poder hablar de lo que pasó. Siento que está todavía cercano y no siquiera sé si quiero hablar de eso”.

“Todos pensamos los mismo cuando nos encerraron, que cuando acabara la pesadilla, seguramente no querríamos leer ni ver películas sobre el tema”, contó Jorge, quien como escritor refirió que también había una necesidad de narrar, y que él ha hecho lo propio con cierto distanciamiento.

“Los escritores lo hacíamos de ese modo, pero todo mundo estaba contado en tiempo real lo que estaba viviendo, haciendo, pensando y teniendo. Y de algún modo creo que es el signo de nuestra época, que no tenemos distancia con lo que ocurre y que todo ocurre a un ritmo tan veloz y acelerado, que la literatura tiene un cierto tiempo más lento y le cuesta encontrar cuál sería su ritmo”.

Sin embargo, explicó que en medio de la pandemia y a casi dos años de ella, lo que ha proliferado en ensayos, textos filosóficos y de crítica es una visión que remarca la conciencia ambiental y el paradigma biocéntrico. “El antropocentrismo, creo, ha acabado de morir durante la pandemia”.


 

Relacionadas: