Persiste desobediencia a medidas sanitarias  | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Persiste desobediencia a medidas sanitarias 

Sin llamados de atención ni sanción alguna, cientos de capitalinos y turistas pasean por las principales calles del Centro de la ciudad sin el uso correcto del cubrebocas ni la sana distancia.


Persiste desobediencia a medidas sanitarias  | El Imparcial de Oaxaca

Sin llamados de atención ni sanción alguna, cientos de capitalinos y turistas pasean por las principales calles del Centro de la ciudad sin el uso correcto del cubrebocas ni la sana distancia.

Aunque los contagios continúan y Oaxaca de Juárez encabeza la lista de municipios con nuevos casos diarios de Covid-19, los visitantes nacionales y extranjeros, así como propios de la entidad, mantienen el relajamiento de medidas sanitarias en los diferentes espacios públicos.

Incluso en restaurantes y mercados los filtros sanitarios no se llevan a cabo de acuerdo a las recomendaciones del sector salud, porque se percibe la constante aglomeración y se permite el paso a quienes no usan de manera correcta el cubrebocas.

Asimismo, y a más de un año de la pandemia, las autoridades del sector salud insistieron a la población en el constante lavado de manos para disminuir la transmisión de esta enfermedad, además de ser un hábito que debe estar siempre presente en cada uno de los hogares, centros de trabajo y áreas públicas.

El sector salud destacó que una buena higiene de manos debe incluir jabón y agua, cuyo procedimiento de lavado debe durar 20 segundos: mojar las manos y colocar el jabón en barra, líquido o polvo; tallar las palmas y el dorso entre los dedos de la mano; lavar nudillos, dedos pulgares y la muñeca; enjuagar las manos completamente, cuidando que no queden restos de jabón y finalmente secarlas con un papel desechable o toalla limpia.

Autoridades de salud destacaron la importancia de llevar a cabo esta acción saludable como un hábito desde edades tempranas, el cual debe practicarse primordialmente antes de comer y preparar alimentos, después de ir al baño, limpiar la casa, tocar animales, visitar o cuidar de alguna persona, así como a familiares enfermos, sonarse la nariz, toser o estornudar, jugar o agarrar objetos de uso común.


 

Relacionadas: