Fin al ciclo escolar; Covid-19 ahonda carencias y rezago | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Fin al ciclo escolar; Covid-19 ahonda carencias y rezago

Brecha digital, el primer obstáculo para ofrecer condiciones de equidad para la comunidad estudiantil, incluso de un mismo plantel o aula


Fin al ciclo escolar; Covid-19 ahonda carencias y rezago | El Imparcial de Oaxaca

Harris tomó clases en línea tres días a la semana a lo largo del ciclo escolar 2020-2021 que hoy concluye, trastocado por la pandemia de SARS-CoV-2; la cita cotidiana para conectarse de manera virtual a las clases era a las 09:00 horas, los lunes, miércoles y viernes.

Por su parte, Esperanza recibió visitas domiciliarias de su profesora de segundo grado de primaria un par de días a la semana durante todo el ciclo. Mauricio no contó con asesoría porque su profesora se dedicó a una actividad comercial en este lapso de pandemia, y solo en ocasiones contó con tareas.

José Carlos fue atendido un día a la semana por  la vía virtual y el resto debió estar pendiente a la recepción de videos donde le explicaban sus actividades, así como trabajos que elaboró con la ayuda de su madre.

En el caso de Tadeo, de tercer grado de preescolar e inscrito en una escuela particular, siguió sus actividades diarias vía internet, con la profesora y la presencia constante de mamá para que cumpliera con las actividades. 

El escolar se sentaba frente al monitor de las  9:00 a las 13:00 horas y llevaba a cabo actividades lúdicas, juegos y música, aprendió. Mauricio cursó la primaria, también en un plantel de paga, entraba a las clases de las 8:00 a las 14:00 horas, todos los días.

La doble jornada de los padres

Verónica, la mamá del menor, debió dejar de realizar algunas actividades para estar pendiente del pequeño aunque, con el paso del tiempo, aprendió a encender y apagar la máquina, entre otras cosas.

“La profesora de la escuela diseñó varias actividades atractivas para llamar la atención de sus alumnos”, comentó la emocionada mamá porque Tadeo ofreció unas palabras en la ceremonia de clausura.

Para ella, su hijo aprendió, aunque gran parte del esfuerzo fue de la constancia y de estar pendientes de que cumpliera con las indicaciones.

Fue así que, en medio de clases virtuales, tareas a distancia, con examen presencial y en otros casos, sin evaluaciones concluye este viernes el ciclo escolar 2020-2021 en Oaxaca para casi un millón de estudiantes del nivel básico.

En algunas escuelas, de manera por demás discreta, hubo ceremonia de clausura, como ocurrió en la Villa de Mitla.

 Apoyo emocional, en el olvido

Katia Carranza, investigadora de la organización, Mexicanos Primero explicó que, con la evidencia recolectada entre un grupo de estudiantes, hubo gran esfuerzo de las familias en tiempo, dedicación y dinero para mantener contacto con sus maestras y maestros.

Y, aunque el apoyo principal que recibieron fueron becas -uno de cada cinco-, sólo una fracción mínima contó con apoyo psico emocional presencial o a distancia, visitas domiciliarias por parte de alguna autoridad de salud, de bienestar, del municipio o del docente mismo.

La especialista dedujo que en este ciclo escolar la comunidad escolar no avanzó lo que correspondía a su grado escolar, sino que este ciclo dejó una preocupante pérdida, que acumula rezago en el ejercicio del derecho a aprender.

Las 13 mil 500 escuelas del nivel de educación básica donde acuden miles de escolares, estuvieron cerradas en esta entidad por la pandemia de Covid-19.

Las autoridades y secciones magisteriales tampoco tienen el dato del porcentaje de escuelas que atendieron en línea, con cuadernillo o que estuvieron visitando a sus estudiantes.

Las dirigencias de las Sección 22 y 59 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), reportaron haber cumplido con el calendario escolar en medio de la contingencia, donde una de sus características es que no hubo reprobados.

“Hoy hemos llamado la atención sobre la afectación grave con la que llegarán las y los alumnos que cambian de nivel. Quienes cursaron sexto de primaria y tercero de secundaria en el encierro, van a llegar con grandes lagunas y desfases a una nueva escuela”, reportó Mexicanos Primero en un estudio de campo que realizó.

Resultados insuficientes en la Villa de Mitla

El director de la Escuela Secundaria Técnica “Jaime Torres Bodet” de la Villa de Mitla, Federico Hernández, confirmó un escenario complicado para la comunidad estudiantil y dentro de las prioridades del personal estuvo el dar atención a los estudiantes rezagados, sin embargo, no fue suficiente.

 “También se les recomendó el buscar ayuda especializada a quienes iban más rezagados, porque aunque los docentes estuvieron pendientes, requirieron de refuerzo y son muchos los alumnos para cubrir a todos de manera individual”, comentó.

En esta escuela, al inicio del ciclo escolar buscaron brindar la atención por la vía digital, encontrándose con la complicación de que en una familia había más de un estudiante y eso impedía el acceso a internet o a dispositivos móviles.

“Se complicó porque nos dijeron que, en muchos casos, las familias no tenían el recurso para dar un dispositivo a cada hijo e hija y optamos por los cuadernillos”, externó.

Por eso, de manera periódica, los padres y madres acudieron a la escuela para recoger las tareas y al realizarlas, las regresaron a sus docentes.

Esta escuela secundaria enfrentó dos situaciones encontradas, por un lado, aumentó en 15 alumnos su matrícula escolar, pero también hubo bajas de aquellos que la pandemia les limitó el continuar con la educación secundaria.

De 375 alumnos en el ciclo escolar pasado, la preinscripción indicó que llegarán a 390.

Y en el caso de la deserción, 12 adolescentes se fueron de primer grado, 9 de segundo y 3 de tercero.

“Emigraron, como Mitla se dedica a la artesanía, salen a vender al interior del país y se fueron y ya no regresaron”, externó el director quien aseguró que no dejó de acudir al plantel en todo este tiempo y de estar pendiente de su comunidad escolar, aunque fuera a distancia.

Ante este panorama donde se observa un balance desigual del ciclo escolar, organizaciones sugieren a la autoridad iniciar en agosto por medio de un diagnóstico claro, alumno por alumno para saber qué necesitan.

“Un simple repaso no va a ser suficiente y menos va a funcionar que se quiera acumular el material de dos ciclos escolares en uno”, coinciden.

En tanto, la SEP, el IEEPO, así como los directivos de las escuelas esperan la postura de tutores para el siguiente ciclo escolar, y así ver la posibilidad de regresar a las clases presenciales.

Cuota de inscripción

En tanto, a la par del cierre del ciclo escolar, las escuelas están en el proceso de inscripciones y en la mayoría pidieron a tutores acudir con cubrebocas y asumiendo las medidas sanitarias necesarias dentro de las escuelas.

En algunas primarias privadas y particulares de la ciudad este proceso está avanzado y también en la zona conurbada.

“Yo fui a inscribir a mi hijo, nos recibieron por bloques; te sanitizan, ponen gel y el uso obligatorio de cubrebocas”, comentó Lupita.

De esta manera, a diferencia del 2020 que todo fue por medio de la vía electrónica, para este periodo ya están citando a los papás y mamás a la inscripción de los estudiantes.

En esta semana sigue este proceso, antes de que cierre el ciclo escolar el viernes y comience el receso educativo.

En los grupos de WhatsApp los docentes informaron los tiempos para recoger documentación y cubrir el proceso.

Es más, en algunos planteles ya están pidiendo, de nueva cuenta, la “cuota voluntaria” de inscripción, aunque esto está prohibido según lo ha dado a conocer el Instituto Estatal de Educación Pública (IEEPO).


 

Relacionadas: