Iglesia Católica reanuda bautizos y confirmaciones | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Iglesia Católica reanuda bautizos y confirmaciones

El Arzobispo señaló que prácticamente todo 2020 las parroquias permanecieron cerradas lo que generó que estas celebraciones se suspendieran


Iglesia Católica reanuda bautizos y confirmaciones | El Imparcial de Oaxaca

Luego que las restricciones de la emergencia sanitaria obligaran a suspender varias actividades, con el semáforo epidémico en color verde la Arquidiócesis de Antequera Oaxaca ha reanudado de manera paulatina las celebraciones de los bautismos y confirmaciones.    

El Arzobispo Pedro Vázquez Villalobos, señaló que prácticamente todo el año pandémico 2020 las parroquias permanecieron cerradas lo que generó que estas celebraciones se suspendieran. “Ahí estan esos niños y adolescentes que necesitan ser confirmados en su fe y hay que ir a confirmarlos”, destacó.

Cabe destacar que en los principales templos que se ubican en la Zona Metropolitana de Oaxaca (ZMO), estas actividades se han llevado a cabo con restricciones al interior de las iglesias, en algunas incluso solo con la presencia de los sacerdotes, padres de familia de los y las que son confirmadas en la fe de Dios y los mismos padrinos.

Al encabezar la homilía dominical, Vázquez Villalobos destacó en su mensaje que el poder del Nuestro Señor Jesucristo, tiene el poder para sanar y tiene el poder para volver la vida. Pero es necesario que las personas vivan intensamente su fe, sólo así se alcanza el milagro. Sin fe, no se alcanza nada. Con fe, se alcanza todo”.

“A veces, nosotros nos acercamos al Señor, pero no sé si nos aceraremos con fe, ojalá y así fuese, acercarnos con fe, con mucha fe y dejar en Dios nuestras peticiones, dejar en Dios las enfermedades, las enfermedades nuestras y tal vez las enfermedades de nuestros seres queridos, pero dejarlas teniendo una gran fe y que Dios haga lo que tiene qué hacer y cuándo lo tenga qué hacer o, más bien dicho, cuando lo quiera hacer, porque nosotros no somos los que le damos órdenes a Dios. Nosotros le presentamos nuestras súplicas, nuestras peticiones, nuestras necesidades y es Dios el que concede cuando é lo decide y cómo é lo decida”.

Pidió a los feligreses no perder la fe cuando se viven momentos de incertidumbre. “A veces solemos pensar, por qué no alcanzamos la salud, que Dios nos tiene olvidados, que no nos quiere, que no se preocupa por nosotros. Ese pensamiento no es de una persona. Claro que Dios te ama!, ¡te escucha!, ¡te bendice, te sana, te da fortaleza!”

“Tenemos que decirle a Dios que nos anime en la vida, porque a veces entran muchas desilusiones, muchos desencantos, muchos sufrimientos, muchas cargas que a nosotros humanamente nos debilitan. Hoy puedes agarrar fuerza, mucha fuerza para salir adelante. No desmayes en tu caminar. No desmayes aunque hayan todas esas pruebas, mantente, mantente firme, fuerte, seguro a través de tu fe y deja que el Señor te toque, toque tu persona, tu interior y te libere y te sane, porque necesitamos sanar”, apuntó.