Día del padre, Covid afectó ingresos, reforzó a la familia | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Día del padre, Covid afectó ingresos, reforzó a la familia

Algunos padres debieron vender enseres de valor para paliar la pandemia


  • Día del padre, Covid afectó ingresos, reforzó a la familia
  • Día del padre, Covid afectó ingresos, reforzó a la familia
  • Día del padre, Covid afectó ingresos, reforzó a la familia

Involucrarse con las actividades escolares de los hijos y aprender casi a la par de ellos ha sido un reto para Isaí Jarquín Vasconcelos en 15 meses de la pandemia de Covid-19 en Oaxaca. El padre, de 35 años de edad, quien junto con su esposa trata de generar ingresos para la familia mediante la venta de dulces regionales y frituras en un puesto del paseo Juárez El Llano, dice que con la crisis económica fue necesario vender algunas pertenencias.

Como Isaí Jarquín, Miguel también se ha enfrentado al reto de lograr el sustento económico. Y aunque trabajar en tiempos de pandemia implica diversos retos o circunstancias para varios padres, la convivencia familiar ha sido una parte positiva que destacan personas como Noé Pérez Cruz.

El impacto económico y las satisfacciones o retos en la convivencia familiar enmarcan por segundo año consecutivo al Día del Padre, una celebración anual que se da durante el tercer domingo de junio. En este año corresponde al de hoy, 20 de junio, en el que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) recomienda “festejar la fecha sin exponerse a contagios porque la pandemia de COVID-19 sigue activa”.

Miguel, de 27 años de edad y radicado en el estado de Oaxaca, cuenta que lidiar con la crisis económica derivada de la pandemia ha sido complicado. “La verdad está duro, bajaron mucho las ventas y es poco lo que obtenemos porque metieron más puestos”, comenta el vendedor de juegos infantiles sobre la competencia en tiempos ya adversos y en los que ha evitado endeudarse. “Ahora por las lluvias tampoco podemos vender”, agrega mientras acomoda los juguetes en su puesto. 

En su familia dependen de un único ingreso sus dos hijos, su esposa y él. Pero aunque las ventas no sean las ideales ni halla grandes ganancias, considera que lo importante es que “salga un poquito para la comida”.

A la par del trabajo en la vía pública, Isaí Jarquín ha tenido que dedicar más tiempo para atender las tareas de sus hijos, de apenas unos cuantos años. Esto y la preocupación por generar ingresos han sido uno de los mayores obstáculos para él y su esposa, pues no solo perdieron ingresos sino que debieron vender lo que tenían “de valor”.

La recuperación económica, explica, apenas empieza a vislumbrarse con la mayor salida de personas a los espacios públicos.

Noé Cruz ha tenido una mayor estabilidad económica porque conserva su trabajo y ha podido desarrollarlo desde casa. Si bien ha sido un reto, explica que emergencia sanitaria también satisfacciones. Aunque siempre ha habido el contacto entre padre e hijo,  considera que la convivencia en más de un año se ha reforzado. “Ha habido más acercamiento, convivencias y muchas cosas que uno se ha perdido a veces con el trabajo”, apunta el padre de 32 años de edad.


 

Relacionadas: