La UTE, el vocero de la Sección 22 y Salomón, detrás de la violenta protesta en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

La UTE, el vocero de la Sección 22 y Salomón, detrás de la violenta protesta en Oaxaca

Presuntos normalistas vandalizan edificios públicos y privados, y arremeten contra medios de comunicación


La UTE, el vocero de la Sección 22 y Salomón, detrás de la violenta protesta en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

Con el pretexto de protestar por “la represión” de estudiantes normalistas en Chiapas, un grupo de pseudonormalistas en Oaxaca marchó este jueves, realizando actos vandálicos a su paso en comercios, gasolineras, casas, bancos, agencias automotrices, restaurantes y tiendas minoristas, entre otros, donde realizaron destrozos, robaron dinero y diversos objetos, además de nuevamente golpear a reporteros de medios de comunicación.

El grupo de choque que realizó actos de violencia y provocación extrema, es el mismo que semanas anteriores fue señalado que opera al servicio de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), un grupo radical del magisterio que encabeza Rogelio Vargas Garfias; así como del vocero de la Sección 22, Wilbert Santiago Valdivieso y del senador Salomón Jara, mediante su organización FUCO.

El “argumento” para la violencia que ejerció ayer este grupo contra comercios y periodistas, fue la detención hace dos días de jóvenes presuntamente estudiantes de la normal rural Mactumactzá, de Chiapas.

La policía chiapaneca detuvo 95 personas, 74 mujeres y 21 hombres, dos menores de edad, acusados de motín, pandillerismo, robo con violencia, daños y ataques a las vías de comunicación.

La Fiscalía de Chiapas informó que se decomisaron artefactos explosivos, más de mil cohetones, cerca de 200 bombas molotov, 87 granadas hechizas, dos tanques de gas y un arma blanca. Ayer los padres de los detenidos y normalistas marcharon diciendo que, a pesar de todo lo que hicieron, “no son delincuentes”.