“Huachicoleo” de agua deja sedienta a la ciudad | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

“Huachicoleo” de agua deja sedienta a la ciudad

De los más de 120 litros por segundo que provienen de los manantiales de San Agustín, al menos 100 se pierden por la ordeña


  • “Huachicoleo” de agua deja sedienta a la ciudad
  • “Huachicoleo” de agua deja sedienta a la ciudad
  • “Huachicoleo” de agua deja sedienta a la ciudad
  • “Huachicoleo” de agua deja sedienta a la ciudad

Cada día, de los manantiales de San Agustín Etla se envían a la ciudad de Oaxaca 10 millones 368 mil litros de agua para saciar la sed y el consumo de las y los capitalinos, pero a la urbe solo llega la sexta parte, es decir, un millón 728 mil litros. El resto se “fuga” en tomas clandestinas que se ubican entre el punto conocido como “la media naranja” y el cárcamo de rebombeo del Instituto Tecnológico de Oaxaca, aprovechando los 14 kilómetros de tuberías desprotegidos y que son ordeñadas en al menos 60 puntos ubicados en terrenos particulares.

Esta ordeña agrava la situación de falta de abastecimiento en la capital. En época de estiaje, son más de 120 litros de agua por segundo los que envía la comunidad de San Agustín Etla a la ciudad de Oaxaca, dice el presidente del comisariado de Bienes Comunales, Érick Pérez Ruiz. 

En contraparte, lo que llega a la ciudad son solo 20 litros por segundo, señalan los responsables de los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado de Oaxaca (SAPAO). El encargado del despacho de la dirección, Miguel Ángel Morales y Morales, explica que es la cifra más baja en muchos años, pues hasta 2020 llegaban 55 litros en época de estiaje, este aforo se ha abatido en 35 litros menos por segundo en la etapa más difícil del año, un desplome del 63%, con lo que las y los capitalinos han dejado de recibir casi dos de cada tres litros del vital líquido en comparación con años previos. 

Por el “huachicoleo” de agua, la capital se ha quedado sin agua en la actual temporada de estiaje, en donde el déficit es de casi el 60 por ciento. Para este y otros municipios, hay apenas 420 litros por segundo, provenientes de 39 pozos profundos y de los manantiales de San  Agustín. Para satisfacer la demanda son necesarios mil litros por segundo, refiere SAPAO.

Sin embargo, gran parte se pierde con la ordeña de la tubería que pasa por San Agustín Etla, San Sebastián Etla, Poblado Morelos, las agencias Hacienda Blanca del municipio de San Pablo Etla, Viguera y Pueblo Nuevo, dentro del territorio de Oaxaca de Juárez, Brenamiel, en la colindancia con San Jacinto Amilpas y Santa Rosa, en Oaxaca de Juárez.

El huachicoleo del agua, dice, es un tema al que las autoridades no quieren poner atención. Sin embargo, considera que mientras que la tubería de conducción cruce por zonas urbanas y de propiedad privada (antes ejidales), a SAPAO no le llegará el aforo suficiente de agua hasta el cárcamo del Instituto Tecnológico, como es el compromiso. “Ese tubo está más ordeñado que los de Pemex”, agrega Pérez, al tiempo de advertir la necesidad de reubicar la línea de conducción y aplicar la ley.

Ante la inacción de SAPAO respecto al “huachicoleo”, sobre el cual ha proporcionado nombres de los principales responsables, el comisariado ve la posibilidad de “un contubernio, de que hay corrupción en el manejo del agua”. “Si nosotros lo vemos, ellos por qué no lo van a ver, ¿cuál es la diferencia?”, se pregunta.


 

Relacionadas: