Se resisten a dejar de festejar la “Santa Cruz” | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Se resisten a dejar de festejar la “Santa Cruz”

Trabajadores de la construcción desprotegidos económicamente


Se resisten a dejar de  festejar la “Santa Cruz” | El Imparcial de Oaxaca

Agobiados por la falta de trabajo y poder llevar dinero a sus hogares, los trabajadores de la construcción se resisten a dejar de celebrar el Día de la Santa Cruz. 

“Ni modo, espero encontrar chamba en estos días que es lo principal. La fiesta vendrá después”, apuntó Fidencio López, quien desde hace varios meses no encuentra trabajo de albañilería debido a la falta de obras y la pandemia del Covid-19.

Debido a que en estos momentos existe muy poca obra tienen que salir a buscar para tratar de contratarse, pues al igual que otros trabajadores eventuales la pandemia los ha dejado desprotegidos económicamente.

Mientras los accidentes de trabajo en la rama de la construcción son doce veces mayor que los reportados a nivel oficial en todo el sector laboral, de cada cien trabajadores tres sufren algún percance, los albañiles reportan 42% de incidentes que les provocan desde lesiones hasta la pérdida de la vida.

El 89.3% no tiene acceso a instituciones de salud, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), además de que son contratados de forma verbal. 

No tienen un contrato por escrito, o bien se aplica el esquema del outsourcing, donde ninguna empresa se hace responsable de los problemas que enfrenten los albañiles, porque ninguno de ellos está registrado en el Seguro Social.

Manuel García aseguró que no cuentan con prestaciones como las vacaciones, días de descanso pagado, días económicos ni nada que les ayude a recuperar su desgaste físico y emocional por la jornada 12 horas de trabajo o más que les imponen las empresas constructoras, sin pago de horas extras.

Los propios albañiles reconocen que llegan del interior del estado y son contratados en la central camionera en donde diariamente se concentran cientos de trabajadores de la construcción, que vienen de distintas poblaciones.

Debido a que no tienen donde pernoctar, muchos se quedan a dormir en la propia obra pese a que sólo recibirá el pago de una jornada.

Al celebrarse el Día de la Santa Cruz, cabe resaltar que la albañilería es un oficio de alto riesgo, y más aún para quienes trabajan por cuenta propia, sobre todo en tiempos de pandemia del Covid-19.

Del total de albañiles en México, 99.6% son hombres y 0.4 por ciento son mujeres. Asimismo, el INEGI indicó que la jornada promedio de estos trabajadores es de 45 horas a la semana; un 38.8 por ciento trabaja más de 48 horas semanales, y el 41.6 por ciento, lo hace de 35 a 48 horas por semana.

Su edad promedio ronda los 37 años, el 95.2 por ciento es analfabeta, aunque en promedio, los albañiles cursaron 6.9 años de escuela, según INEGI: 45.5 por ciento aprobaron algún grado de la educación primaria, 36.8 por ciento cursaron nivel secundaria y 11.8 por ciento fueron a la prepa o tienen estudios universitarios.