En riesgo, celebraciones por Semana Santa | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

En riesgo, celebraciones por Semana Santa

“A lo mucho que vamos a llegar es a celebraciones limitadas”, dijo el Arzobispo ante la pandemia


En riesgo, celebraciones  por Semana Santa | El Imparcial de Oaxaca

Por segundo año consecutivo se cancelarían las festividades públicas por la Semana Santa ante la situación de la pandemia por Covid-19, con lo que a Oaxaca perdería una derrama económica aproximada de mil millones de pesos por las dos semanas que comprenden este periodo que se ha convertido en uno de los principales atractivos turísticos del año en la entidad. 

No obstante, la autoridad de Salud espera ver el comportamiento de la epidemia, así como de inmunidad que provoque la vacuna entre la población, por lo que aún no está confirmada esta decisión. 

Cabe mencionar que el 2020 fue el primer año en que se cancelaron las actividades religiosas que caracterizan a Oaxaca por la representación y rituales católicos alrededor de la Muerte, Pasión y Resurrección de Cristo, entre ellas, la escenificación del viacrucis. 

Y en este año, la festividad que iniciará a finales de marzo, tampoco se realizaría si existen las mismas condiciones epidemiológicas del año pasado.  

Por su lado, el arzobispo de la Arquidiócesis de Antequera, Pedro Vázquez Villalobos, informó que a reserva de la situación que ocurra en lo posterior y de las indicaciones de las autoridades civiles, a lo mucho que podrían llegar es a realizar sus eventos litúrgicos al interior de los templos. 

“A lo único que vamos a llegar es a celebrar los oficios de la Semana Santa dentro de nuestros templos, con la presencia muy reducida de fieles, como se realiza en la celebración de las misas”, señaló monseñor. 

“No obstante, toda esa religiosidad popular que se realiza en Semana Santa, saliendo a las calles, creo que eso no debe de ser.” 

“No saldremos a las calles y lo más pronto que se pueda celebraremos realmente los oficios que nos indica nuestra iglesia”, agregó. 

Por eso, el Domingo de Ramos será sin procesión de ramos, el jueves santo solo haremos la celebración de la institución de la eucaristía del sacerdocio, el viernes santo realizaremos  los oficios de la Cruz sin besar esto ni aquello, mencionó. 

Tampoco habrá actividades de las siete palabras, ni como se hizo en el 2019, tampoco podrá ser. 

“No debe de ser. Sé que de nuevo nuestros fieles van a estar molestos porque esa religiosidad y piedad que viven en los pueblos y en más de uno nos van a decir que no tienen contagios y que realizarán su celebración aunque no se esté de acuerdo”, mencionó monseñor. 

No obstante, si la pandemia se agrava, las celebraciones se harán a puerta cerrada.