Congreso del estado, el sexto más oneroso del país | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Congreso del estado, el sexto más oneroso del país

Opacidad en asesorías, gastos y personal de apoyo en la 64 legislatura dominada por Morena


Congreso del estado, el sexto más oneroso del país | El Imparcial de Oaxaca

Por Pedro Silva Alanis

En 2021 concluye el último tercio del trienio de la 64 legislatura local que, con 42 legisladores, dominado por el Movimiento de Regeneración Nacional, y con mayor representación de mujeres, 23 por 19 hombres, es el sexto congreso estatal más caro del país, según el Censo Nacional de Poderes Legislativos Estatales 2020 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

De las cifras del organismo estadístico se desprende que, en promedio, un diputado representó para los oaxaqueños una carga por 15 millones 605 mil 230 pesos al año, durante 2019, una media de 42 mil 454 pesos diarios. La 64 legislatura local ejerció un presupuesto de 655 millones 419 mil 693 pesos, cifra superior a la destinada a las cámaras de diputados de estados de la República con más recursos como Nuevo León, Chihuahua, Guanajuato o Puebla, entre otros.

El Inegi señala que el documento tiene el objetivo “de generar información estadística y geográfica sobre la gestión y desempeño del Congreso de cada entidad federativa y se centra en la estructura parlamentaria y trabajo legislativo, con la finalidad … de evaluar de las políticas públicas de alcance nacional”.  Sólo estados de la República como México, Michoacán, Jalisco, Veracruz y Sonora tienen legislaturas más costosas, aunque la ciudad de México y Baja California, dominados ambos por bancadas de Morena, no generaron información sobre el presupuesto ejercido, o al menos Inegi no lo reporta. 

La austeridad, el apretón del cinturón o la solidaridad social, sin embargo, no entran dentro de la órbita de la gestión o el diccionario parlamentario oaxaqueño y, para ello, basta echar un vistazo al Informe Legislativo 2020. Presupuesto de los Congresos Locales, del Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO) el cual desagrega el gasto del Órgano Superior de Fiscalización del Estado de Oaxaca (OSFE), que representó una carga por 102 millones 867 mil 706 pesos el año pasado, con lo que los diputados estatales ejercieron una masa de 418 millones 696 mil 586 pesos en 2020, contra los 402 millones 269 mil 855 pesos de 2019.

Para esta consultoría independiente, el año pasado el presupuesto legislativo en Oaxaca se incrementó en 16 millones 426 mil pesos, un 4% superior con respecto al año anterior. 

En año de la pandemia por SARS-CoV-19, con el aumento que se autoasignó el Congreso de la Cuarta Transformación en Oaxaca hubiera sido posible comprar entre 37 y 49 ventiladores pulmonares que el gobierno mexicano ha adquirido entre los 336 mil y 441 mil pesos cada uno y han ayudado a atender a al menos 5% de los enfermos de Coronavirus que requieren del apoyo de este aparato para respirar o salvar sus vidas en la etapa más crítica de la pandemia. 

Para el IMCO, Oaxaca es el décimo segundo estado al que más le cuesta su Congreso local en el país; duplica el presupuesto de legislaturas de Coahuila o Aguascalientes, con alrededor de 200 millones de pesos cada una y 3 y media veces más que el Congreso del Estado de Colima, el cual se prodiga con 115 millones de pesos anuales y apenas 25 diputados, quienes representan un gasto promedio de 4 millones 600 mil pesos anuales, contra los 9 millones 968 mil 966 pesos en Oaxaca, con una legislatura rica en un estado pobre.

Asesores, gestores, personal de apoyo, la opacidad

Mal de muchos. El Censo Nacional de Poderes Legislativos Estatales 2020 brinda cifras incompletas o parciales del personal de apoyo de los legisladores del Congreso, léase asesores, cabilderos o “asistentes”. En varios estados sólo algunas bancadas dan cuenta de esa información pero en la 64 legislatura local están vacíos los segmentos relativos a asesores,  “coordinadores de campaña y difusión política”; asistentes personales,  personal administrativo; secretarias, mensajeros, choferes;  o personal con cargo o desempeño no especificado. Incluso otras legislaturas estatales desglosan los recursos que se destinan a ese personal, los tabuladores de sueldos, el grado de estudios por grandes bloques, pero en el caso de Oaxaca hay sepulcral silencio respecto a esta información y ello alcanza a todas las bancadas legislativas.

En sendas respuestas a solicitudes de información giradas en años y legislaturas previas el Congreso de Oaxaca y sus bancadas han señalado inexistencia de información al respecto, al carecer de figuras como asesores o personal de apoyo en la estructura de su servicio público o plantilla laboral.