“Cuesta de enero” será más pesada | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

“Cuesta de enero” será más pesada

A diferencia de otras ocasiones, este año será más severa debido al alza en los precios de combustibles, en tarifas de bienes y servicios


“Cuesta de enero” será más pesada | El Imparcial de Oaxaca
InText ADEQ

RODRIGO MARTÍNEZ  

Inicia 2021 y la “cuesta de enero” amenaza como la más severa de los últimos años derivado del impacto de la suspensión de las actividades económicas por el Covid-19; hoy se sugiere a la población que si antes se ahorraba un 10 o 15%, lo mejor es aumentar ese porcentaje a un 25 o 30%, pero sólo si las finanzas lo permiten.

A diferencia de otras ocasiones, se prolongará durante los primeros cuatro meses debido al alza en los precios de combustibles, en tarifas de bienes y servicios y al sensible desplome del poder adquisitivo de los trabajadores.

El titular de la unidad de atención a usuarios Condusef en Oaxaca, Segismundo Ramírez Hernández, precisó que lo más importante es tener ese “guardadito” porque seguramente la “cuesta de enero” será más pesada, por eso es bueno tener ese ahorro para enfrentar cualquier emergencia o gasto.

En tanto, Salvador Carlos López, presidente de la Cámara Nacional de Comercio en Pequeño (Canacope), admitió que lo más importante para empezar a solucionar la crisis económica es resolver el problema de salud que la originó.

No habrá recuperación sostenible en el tiempo en tanto continúen los contagios del nuevo coronavirus, porque las vacunas no darán resultado en el corto plazo, y se requiere de mucho tiempo para que un país de casi 130 millones de habitantes pueda considerarse inmune al Covid-19, expresó. 

Mientras que la delegación de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) estableció que la distribución de su dinero depende de sus necesidades personales, pero recomendó dividirlo para disminuir deudas, guardar una parte para enfrentar emergencias y un pequeño ahorro.

Recomendó que ante la necesidad de pedir un préstamo para enfrentar compromisos es importante que antes de elegir comparar todas las opciones posibles y en caso de acudir a una casa de empeño verificar que el contrato esté registrado ante Profeco.

Con ello te dará mayor certeza y nunca haga operaciones con los “coyotes”, es decir las personas que están afuera de estas instituciones, pues aunque ofrecen mayores préstamos, generalmente se trata de engaños.

Desplome de poder adquisitivo 

Si bien a partir del 1 de enero entró en vigor el aumento autorizado del 15% del salario mínimo y pasar de 123.22 pesos diarios a 141.70 pesos diarios en el país, debido al desplome del poder adquisitivo, muchos oaxaqueños han encontrado en el Monte de Piedad y en otras empresas que prestan dinero una verdadera tabla de salvación.

Las necesidades de los solicitantes de un préstamo son diversas, van desde el pago de las colegiaturas de sus hijos, completar el pago de las quincenas de los trabajadores, emergencias médicas, saldar deudas e incluso para comer.

Sin embargo, encaran el riesgo de que se convierta en una nueva deuda que tal vez no puedan solventar.

De acuerdo con el Monte de Piedad del Estado de Oaxaca, realiza entre 500 y 600 movimientos diarios en las 22 sucursales ubicadas en las principales regiones del estado para que el usuario acceda sin mayores complicaciones.

Agobiados por las deudas, los oaxaqueños buscan mejores condiciones para que los artículos que empeñan los puedan recuperar, pues en más de 80% son alhajas, a los que siguen aparatos electrónicos, electrodomésticos, entre otros.

Un funcionario precisó que “al inicio de año ya no es bueno tratar de prevenir sino de resolver, porque generalmente gastaron en diciembre lo que tenían como pago de fondo de ahorro o aguinaldo y ahora, se enfrentan a pagos que no pueden resolver”.

Según el Centro de Análisis Multidisciplinario de la Facultad de Economía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), desde hace 30 años, las alzas del salario mínimo mexicano han sido insuficientes para aumentar el poder de compra de los trabajadores.

Los aumentos salariales, que nacieron muertos, compara la evolución del salario mínimo con los precios de la Canasta Alimenticia Recomendable (CAR), formada por 40 alimentos necesarios para satisfacer a cuatro personas. Hoy, de acuerdo con los expertos, la CAR tiene un precio de 245 pesos, un valor que supera en casi tres veces el salario mínimo.

Ante las deudas evitar más gastos

Ante un escenario tan complejo, la Condusef advirtió que lo más importante es que las personas no soliciten nuevos créditos, no empeñen artículos del hogar, no utilicen tarjetas de crédito, no hagan compras a crédito y no pidan préstamos en efectivo con altas tasas de interés.

Debido a que las personas al no tener recursos para solventar los gastos al inicio del año, recurran a opciones que no son del todo recomendables pues además de generarles una nueva deuda, esto impide cumplir con los compromisos que ya tienen pactados.

Además, se deben reducir los gastos en el hogar con pagos de cable, teléfono, gimnasio o clases privadas en caso de tenerlas, gasolina y comidas en restaurantes. “En las empresas lo ideal es enseñar al trabajador el ahorro de energía, de agua, de insumos básicos como limpiadores, agua, papel sanitario, gas e incluso, reparación de maquinaria”.

Asimismo, se deben implementar medidas alternativas como la instalación de focos ahorradores en las empresas, controlar el uso de aire acondicionado o apagar equipos de cómputo cuando no se necesiten.

El dirigente de la Canacope, Salvador Carlos López, apuntó que al iniciar el año, estéticas, barberías, boutiques, tiendas de pintura, talleres mecánicos, papelerías, sastrerías, refaccionarias, ferreteras, electrónicas, despachos de diseño y publicidad, constructoras, gimnasios, mercerías, perfumerías y esencias, seguirán enfrentando serias dificultades para mantenerse en activo.