La exigencia de Justicia para Sol llega al Premio Nacional de Periodismo | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

La exigencia de Justicia para Sol llega al Premio Nacional de Periodismo

Soledad Jarquín Édgar, presidenta del jurado, señaló que los trabajos seleccionados muestran un periodismo de calidad en México, país en el que el oficio se enfrenta a la inseguridad y la precariedad


La exigencia de Justicia para Sol llega al Premio Nacional de Periodismo | El Imparcial de Oaxaca

Elvira García, una de las ganadoras en la reciente edición del Premio Nacional de Periodismo, se sumó a la exigencia de justicia para la fotoperiodista María del Sol Cruz Jarquín. Sol fue asesinada el 2 de junio de 2018 en Juchitán de Zaragoza, en un contexto electoral, como ha señalado su madre, la periodista oaxaqueña Soledad Jarquín Édgar.

Este viernes, durante la ceremonia virtual de premiación, Elvira García, autora del trabjo “Virgilio Caballero, la voz de los sin voz”, dedicó el premio a sus dos hijos. Durante su discurso, se dijo privilegiada por tenerlos vivos, mientras “otras colegas han perdido a los suyos”, y muchas familias del país han sido fragmentadas por la violencia feminicida y del narcotráfico.

“El asesino del Sol está aún suelto porque Alejandro Murat Hinojosa, el gobernador de Oaxaca, no ha procurado justicia para este feminicidio”, expresó García. Además de remarcar que cada día, 10 mujeres son asesinadas en alguna parte del país.

En su momento, Soledad Jarquín Édgar, presidenta del Jurado del Premio Nacional de Periodismo (PNP) 2019, apuntó que con la entrega del premio se honraba “la memoria de nuestras compañeras y compañeros asesinados”. Además de rechazar “la impunidad que prevalece en cada uno de estos procesos abiertos ante estos lamentables e imperdonables crímenes”.

La violencia contra las y los periodistas, dijo, es un signo de los malos tiempos que se viven hoy, y de “la intolerancia de los poderes que se sienten intocables”.

Este viernes, a través de una ceremonia virtual conducida por la periodista Carmen Aristegui, se premió a las y los ganadores de la edición. A quienes destacaron entre los 1, 290 trabajos postulados en las ocho categorías del certamen, en donde además se entregó el premio a la trayectoria a la mexicana Alma Guillermoprieto.

“Los trabajos periodísticos seleccionados son, a nuestro juicio, los mejores entre los mejores, de eso no tenemos duda. Y son también una muestra del periodismo de calidad que se realiza en nuestro país, que se sobrepone a dos condiciones que lo amenazan y lo dificultan: la inseguridad y la precariedad”, externó Jarquín Édgar.

Lo dicho por Soledad fue subrayado por Alma Guillermoprieto, quien apuntó que “desde el poder todos los días se afirma el desprecio que se siente por nuestro oficio”. Y que esto es grave para la integridad física de quienes ejercen el oficio, al igual que para la sociedad y el propio poder.

Soledad Jarquín, quien esta semana pidió al presidente Andrés Manuel López Obrador justicia para su hija María del Sol, se refirió al oficio como uno que “derriba barreras y estigmas elaborados desde los complejos del poder”. Ese poder que intenta “restarle el valor fundamental” que el periodismo tiene para una sociedad.

Los trabajos, explicó, son “el espejo de nuestro país, de la sociedad que somos y también lo que anhelamos y soñamos para México, dicho desde las otras y los otros”.

Pero que también muestran a un periodismo desde que se duele por un país con una violencia generalizada, y una específica en contra de las mujeres, “por los rezagos y la pobreza que siguen lastimando, la indolencia de quienes desde distintos poderes disponen de los recursos públicos o el deshumano actuar de las autoridades ante la migración”.

Y aun en medio de ello, los trabajos son muestra de “esperanza, de alegría, de confianza, de esfuerzo, de hombres y mujeres que desde distintos lugares y ámbitos construyen el cada día con sus aportes”.