Oaxaqueños retan al Covid-19 en semáforo naranja
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Oaxaqueños retan al Covid-19 en semáforo naranja

La ciudadanía no solo ha relajado las restricciones para evitar contagios sino que se realizan fiestas patronales


  • Oaxaqueños retan al Covid-19 en semáforo naranja
  • Oaxaqueños retan al Covid-19 en semáforo naranja
  • Oaxaqueños retan al Covid-19 en semáforo naranja
  • Oaxaqueños retan al Covid-19 en semáforo naranja

A pesar que el estado de Oaxaca regresó al semáforo epidemiológico en color naranja por el aumento de casos positivos por Covid-19, las familias continúan abarrotando tianguis, centros comerciales y festividades.

Piden aplicar sanciones

Por incumplir las medidas sanitarias impuestas por las autoridades del sector salud, habitantes del municipio de San Pedro Ixtlahuaca, exigen al gobierno estatal y al poder legislativo aplicar sanciones severas al edil Manuel Duarte Pérez.

Mediante un video difundido en las redes sociales, los ciudadanos señalaron que durante la madrugada de este domingo se llevó a cabo la festividad de San Lucas, en donde se observan decenas de personas en las calles y en la capilla, acompañados con banda de música y juegos pirotécnicos.

“No es posible que el presidente municipal autorice estas celebraciones cuando Oaxaca está en semáforo naranja, veremos si se aplica la revocación de mandato como lo estableció el congreso de Oaxaca”, cuestionaron los pobladores.

Hasta el 17 de octubre, el sector salud reportó 86 casos positivos de Covid-19 en San Pedro Ixtlahuaca, así como 7 defunciones, 3 activos y 8 sospechosos.

Abarrotan tianguis y centros comerciales

En la Zona Metropolitana de Oaxaca (ZMO), las actividades comerciales también continuaron con la ruta hacia la nueva normalidad, los tianguis y los supermercados lucieron abarrotados.

Desde el anuncio del semáforo amarillo en el mes de septiembre, en los accesos de las tiendas departamentales, las medidas sanitarias se relajaron permitiendo el ingreso de familias enteras y únicamente se exige el uso del cubrebocas.

Con el regreso a color naranja, las medidas no se modificaron como ocurrió en el inicio de la contingencia sanitaria, cuando solo se autorizaba el ingreso de una persona por familia, el uso obligatorio de cubrebocas y la sanitización frecuente de los carritos para realizar las compras.

Además en los tianguis los ciudadanos siguen literalmente retando el Covid-19, la mayoría acude sin guardar la sana distancia, con menores de edad y personas mayores consideradas como grupos de riesgo por complicaciones que pueden sufrir en caso de ser contagiados por el Coronavirus.


 

Relacionadas: