Cancelación del Fondo para el Cambio Climático, un serio revés | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Cancelación del Fondo para el Cambio Climático, un serio revés

Uno de los obstáculos en la política ambiental del actual gobierno es que no plantea la posibilidad de ligar las problemáticas sociales con las ambientales.


Cancelación del Fondo para el Cambio Climático, un serio revés | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Internet

La política ambiental de México sufre un serio revés con la cancelación del Fondo  para el Cambio Climático, debido a que no se podrán crear proyectos sustentables que ayuden a reducir sus efectos.

El país y el mundo entero podrían dirigirse hacia un colapso por simple lógica de costo beneficio, pues se gastan más recursos de los que se tienen y se producen, destacó el investigador Eduardo García.

Aseguró que uno de los obstáculos en la política ambiental del actual gobierno es que no plantea la posibilidad de ligar las problemáticas sociales con las ambientales.

Hay una mínima cantidad de recursos que se destinan para el medio ambiente, esto da una economía y ecología deficitaria. “Si esto fuera una empresa ya estaría en quiebra”, indicó. 

En la última década, la industrialización, consumo desmedido, falta de inversión y tiempo para que se regeneren de manera natural los hábitats del planeta han sido los responsables del agotamiento de los recursos naturales y la degradación de los ecosistemas. 

El ambientalista Jorge Narváez Pérez indicó que se necesitan recursos para su atención, pues más allá de la problemática ambiental, la degradación de tierras conlleva agudos problemas sociales y  económicos.

Entre ellos, la pérdida de rentabilidad vinculada a la degradación de los recursos naturales que se suma a un contexto globalizado cada día más adverso a los campesinos.

El modelo de desarrollo agrícola intensivo fue útil durante 40 años, pero es insostenible para el largo plazo, por ello se pretende reducir la degradación del suelo con base en un modelo de gestión territorial encauzado al fortalecimiento de las instituciones locales.

La investigadora Virginia Reyes de la Cruz, apuntó que el reto ha sido principalmente cómo enfrentar el desafío del cambio climático, y en particular cómo diseñar e implementar programas educativos respecto a este asunto medular. 

 


 

Relacionadas: