Invisibles avances de "La Escuela es Nuestra" en Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Invisibles avances de “La Escuela es Nuestra” en Oaxaca

Persiste opacidad y falta de transparencia en la aplicación de recursos; incluso por los propios padres de familia


Invisibles avances de “La Escuela es Nuestra” en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca
Se requiere mayor transparencia en el uso de los recursos públicos.

La falta de transparencia en la aplicación de “La Escuela es Nuestra” en Oaxaca devela el escaso control sobre uno de los programas insignia del presidente Andrés Manuel López Obrador.

De acuerdo con datos de Bienestar, en la primera etapa del proyecto, y en el marco del Segundo Informe Presidencial, 4,150 escuelas fueron beneficiadas con un presupuesto de 701 millones 300 mil pesos. Sin embargo, no toda la información es pública.

Durante un recorrido por las escuelas de Tlacolula de Matamoros —municipio con 12 escuelas beneficiadas— solo en dos, los padres de familia conocen en qué se utilizaron los recursos públicos.

Esa falta de transparencia en las finanzas, tanto del gobierno como de los padres de familia, ha derivado en denuncias penales que no terminan de cerrarse, como es el caso de la Escuela Secundaria Técnica número 6, en donde los encargados de los comités “desaparecieron poco más de un millón 800 mil pesos”. 

NO TODO ES TRANSPARENTE 

Respecto al caso del Jardín de Niños Lic. Eduardo Vasconcelos, ubicado a un costado del parque central de Tlacolula, el comité de padres de familia omite información.

“Sí se va a aplicar el recurso del programa, pero es un asunto interno”, responde con enfado uno de los padres que espera la llegada de material de construcción a la institución. Alega que no cuenta con autorización para dar detalles, pero es a quien consultan los padres de familia sobre los asuntos internos de la escuela.

Según los datos de Bienestar, los preescolares en Tlacolula recibieron entre 150 mil y 200 mil pesos como parte del programa federal para la ejecución de obras de infraestructura.

CONTRA VIENTO Y MAREA 

Situación  similar ocurre con  el Centro Escolar Presidente López Mateos, ubicado en avenida Juárez de la comunidad y la cual ha sido motivo de disputa entre pobladores, maestros y padres de familia.

Tanto directivos cobijados por la Sección 22 del SNTE como representantes de padres de familia evitan dar detalles de los avances en la aplicación de los recursos federales, alegando “no estar autorizados para dar información”.

No obstante, desde el exterior se ve un avance considerable en la construcción del inmueble educativo, pese a la férrea oposición de un grupo de habitantes que pretendía reubicar la escuela y enviarla a la periferia. Los hechos tienen al edil Carlos León Monterrubio, de Morena, fuera de la localidad.

En la colonia Sección Séptima tanto en el preescolar, la primaria Mariano Matamoros y la telesecundaria, el panorama es desolador, dado que existe un descuido en los planteles.

Uno de los padres de familia comenta sobre los pendientes existentes dado que desde la llegada de la pandemia de Covid-19, no se ha ejecutado ningún tipo de trabajo, y menos rendición de cuentas. Expone que de los 200 mil que les dio la federación a los padres de familia, nadie les ha informado sobre las obras que se van a realizar.

El Covid ha frenado el avance de las acciones, dado que no se puede reunir mucha gente.

LENTO, PERO SEGURO: REGIDOR DE EDUCACIÓN 

El regidor de Educación y Deportes, Israel Martínez Santiago, detalla que son 24 las escuelas beneficiadas con el programa “La Escuela es Nuestra” en niveles que van del preescolar hasta la secundaria.

“Sabemos que ya se está aplicando el recurso, se están haciendo obras y creemos que rebasa el 50%”, dice.

El funcionario advierte que el Covid ha frenado el avance de las acciones, dado que no se puede reunir mucha gente, “la mayoría está construyendo aulas, techados, baños, bardas perimetrales y cisternas”.

Teotitlán del Valle y San Jerónimo Tlacochahuaya mantienen cerradas sus escuelas públicas y sin actividades, aun cuando fueron tomados en cuenta dentro del programa del gobierno federal.

A CONTRA TIEMPO SEGUNDA ETAPA 

Bienestar Oaxaca indica que en la segunda etapa del programa beneficiará a 2,745 escuelas de diversos niveles educativos en todas las regiones.

Hasta mayo de 2020, solo se habían aterrizado 53 millones 600 mil pesos, debido a las complicaciones por la epidemia del nuevo coronavirus.

Bienestar sugiere a padres de familia que el recurso económico no se use en equipo de cómputo, si no para la construcción de aulas, bardas, baños, cocinas, como lo ha solicitado el presidente Andrés Manuel López Obrador. 

Pide, en cambio, contratar a trabajadores de la construcción que vivan en la misma región y dar empleo a los mismos habitantes, como ocurre con otros programas federales.

En la primera etapa, Bienestar Oaxaca entregó a los Comités Escolares de Administración Participativa 3,742 tarjetas, donde les depositaron los recursos federales. Para la segunda etapa se entregaron 1,242 tarjetas bancarias a los padres de familia y directivos.

 

El objetivo del programa es mejorar la infraestructura básica de las escuelas.

LA JUSTIFICACIÓN 

Sin embargo, la segunda etapa ha tenido complicaciones por la emergencia sanitaria de Covid; principalmente, para reunir a los padres de familia en un mismo espacio.

Hasta junio de 2020 se habían dispersado recursos en 49,348 planteles escolares del país, lo que representa un avance del 98.2%, y una inversión de 8 mil 155.4 millones de pesos, comunicó Bienestar.

Informó que hasta la fecha, 47,347 comités han cobrado los recursos, lo que representa un avance del 96%, mientras que unos 2 mil comités están pendientes de cobrar los recursos.

Lo anterior,  debido a que se encuentran en comunidades con cercos sanitarios por la pandemia. En relación con las comunidades indígenas destacó que se han atendido 30,452 plantes de los 34,235, es decir, el 89%.

Los estados con mayor cantidad de escuelas beneficiadas son Chiapas, Oaxaca, Veracruz, Guerrero y Puebla.

Padres del jardín de niños alegan que no pueden brindar información.

SOBRE EL PROGRAMA

  • Es un programa del gobierno federal que brinda recursos de manera directa para el mejoramiento de infraestructura escolar.
  • Cada plantel beneficiado elige un Comité Escolar de Administración Participativa conformado por directivos, profesorado, padres de familia. Entre ellos se eligen los cargos de presidente, secretario, tesorero, dos vocales y un estudiante.
  • El Comité deberá determinar las mejoras, reparaciones y construcciones del plantel educativo, con todo lo que esto implica. Asimismo, está obligado a informar y rendir cuentas de lo que se realiza en el inmueble.
  • Las escuelas de hasta 50 alumnos reciben 150 mil pesos; de 51 alumnos a 150, 200 mil pesos, y de 151 alumnos en adelante, 500 mil pesos. 
  • La construcción de planteles por parte de este programa ha representado un ahorro del 85 % para el Gobierno federal.
  • La SEP aseguró que la presente administración recibió escuelas en zonas marginadas e indígenas con carencias de infraestructura básica, por la mala aplicación de recursos.
  • La presente administración federal recibió 55 mil escuelas (30%) con carencia de infraestructura básicas, como baños, agua potable y energía eléctrica. Actualmente el se ha reducido al 13%.

 

Relacionadas: