Es alimentación la medicina del futuro | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Es alimentación la medicina del futuro

Un niños pasa, en promedio, 4 horas con 46 minutos diarias frente un dispositivo.


Es alimentación la medicina del futuro | El Imparcial de Oaxaca

La reforma a la Ley de derechos de los niños, niñas y adolescentes, que prohíbe la venta, distribución y suministro de bebidas azucaradas y alimentos con alto contenido calórico, aprobada por la 64 Legislatura hace unos días, es solamente un pequeño ‘bocado’ hacia una futura alimentación más saludable, consideró la Nutrióloga y educadora en diabetes, Monserrat Merlo Díaz.

En entrevista con EL IMPARCIAL, la especialista dijo que este es un paso hacia una correcta educación alimentaria en la entidad, la cual debe comenzar desde el hogar.

“El problema no es que un niño pueda comprar o no una golosina, pues los niños no trabajan o ganan dinero. El problema es la falta de concientización de los padres, es decir, enseñar a sus hijos a consumir una o dos veces a la semana un tipo de antojo o golosina, y los demás días cuidar lo que comen”, comentó.

“Algunos otros infantes en situación de calle carecen de orientación alimentaria, de padres, de refri, de estufa y ahí es donde me pregunto yo, ‘qué comerán esos niños al limpiar parabrisas’, solo ganan unos pesos y lo que compran es un pan o una galleta.

“A mí lo que me gustaría es que el gobierno creara cooperativas o comedores infantiles, donde si esos niños gastan 10 pesos en alguna golosina, puedan cambiar sus 10 pesos en una sopa, una torta o un alimento más nutritivo, eso sí sería aplaudible”, expresó vía telefónica.

 

Pequeño logro

A pesar de las controversias sobre la reforma de Ley, la nutrióloga se mostró contenta porque se voltee hacia la educación alimentaria.

“Me agrada la idea, porque por algo se tiene que comenzar, ya que representa una buena alternativa que beneficia a la salud pública”, admitió.

Una vez tomada esta decisión, ahora lo más importante es capacitar a los padres de familia con nutriólogos, para orientarlos y fomentar mejores hábitos en el tema.

 

Ahorro impresionante

Retomando el tema de la salud pública, la también educadora aseguró que “el alimento no es premio ni es castigo, es la medicina del futuro, ya que con ella podemos prevenir, controlar o evitar diferentes enfermedades”.

Los diferentes padecimientos que se pueden evitar con una alimentación correcta son la obesidad, que es considerada ya una enfermedad, la diabetes y todas las complicaciones que se derivan de ella como la ceguera, amputación, diálisis, hemodiálisis, hipertensión y problemas de colesterol,

 

Deporte y nutrición

A esta correcta alimentación se le debe sumarle una dosis de deporte.

“El ejercicio es fundamental para una adecuada oxigenación y reforzar los músculos, es el complemento ideal para tener niños, jóvenes y adultos más sanos”, complementó Monserrat Merlo.

La combinación ideal es un 30 por ciento de actividad física, más un 70 por ciento de cuidado alimenticio.

“Si mezcláramos el ejercicio y la alimentación tendríamos una sociedad saludable. Lo ideal es salir a activarse dos o tres días a la semana para una mejor circulación y oxigenación”, agregó.

Antes de concluir la charla, la nutrióloga apuntó que se debe darle seguimiento a este tema, máxime en una época donde nos enfrentamos ante una pandemia que está evidenciando lo importante que es la salud.

Finalmente, meditó que con estas medidas tomadas regresaremos los tiempos de antes, donde se le ponían a las piñatas fruta y cargar en las bolsas alguna fruta por si nuestros hijos tienen hambre.


 

Relacionadas: